Yolany Padilla, la hondureña separada de su hijo por Trump

Yolany Padilla, la hondureña separada de su hijo por Trump. Yolany Padilla y su hijo de seis años Jelsin cruzaron la frontera hacia Texas en mayo. Huían de la violencia en Honduras. Hasta el día de hoy la madre no puede verlo. Una historia que se repite pese a las desmentidas de Trump y su equipo.

Yolany Padilla

Después de entregarse a los funcionarios de Inmigración y ser detenidos por separado, Padilla no ha visto a su hijo en dos meses. Los oficiales se llevaron a Jelsin poco después de cruzar la frontera. Y Yolany Padilla finalmente fue trasladada al Centro de Detención del Noroeste en Tacoma.

La madre finalmente fue liberada hace horas. Si bien el número real sigue siendo un secreto federal, los defensores de los inmigrantes dicen que cerca de 700 solicitantes de asilo están actualmente detenidos en instalaciones federales en el Estado de Washington.

Identificaron al menos a 55 padres que permanecen separados de sus hijos. Esto a pesar que la administración de Trump terminó oficialmente esta práctica política el mes pasado. Las autoridades prosiguen alejando a los niños de sus padres.

Padilla dijo que no ver a su hijo durante dos meses es un abuso. «Porque, legalmente, nadie debería tener que pedir permiso para ir a ver o llamar por teléfono a su hijo», explicó.

Padilla dijo que el trato de los solicitantes de asilo no fue malo en Tacoma, sino «horrible» en los centros de detención en Texas. Allí pasó un mes antes de ser trasladada al noroeste del Pacífico. Ella dijo que los detenidos tenían que pasar 15 días sin bañarse o cepillarse los dientes. Padilla agregó que los solicitantes de asilo tenían que sentarse en los fríos asientos de cemento en una instalación con aire acondicionado que llamaron «la nevera».

Ahora que Padilla esta en libertad, intenta hablar con Jelsin todos los días. Él permanece en detención federal en Nueva York. Ella no tiene idea de cuándo volverá a ver a su hijo. Su última llamada terminó en lágrimas, dijo, con su hijo muy molesto por estar separados.

Padilla es la principal demandante de una denuncia colectiva presentada por el Proyecto de Derechos de Inmigrantes del Noroeste. Exige que las familias de los solicitantes de asilo se reúnan de inmediato.

La administración Trump describió las separaciones como un elemento disuasión destinado a evitar que las personas soliciten asilo. En opinión de Padilla esto no disuade a las personas que huyen de situaciones desesperadas.

Incluso una vez que se reencuentre con su hijo ella aseguró que no volverá a Honduras.

 

Trump en opinión de Asociación Médica Hispana

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.