Vox, la derecha dura de España riega América Latina

Vox, la derecha dura de España riega América Latina. El último partido de extrema derecha en ganar terreno en Europa, Vox, teje alianzas y presencias en América Latina.

Vox América Latina

En septiembre, varios senadores pertenecientes al Partido Acción Nacional de México, o PAN, se reunieron con una delegación visitante de Vox, un partido político en ascenso de España.

Como el último partido de extrema derecha en ganar terreno en Europa, Vox parecía un extraño compañero de cama para el PAN, un partido de centroderecha que ha producido dos de los últimos cuatro presidentes de México.

La reunión fue un regalo político para el presidente de izquierda Andrés Manuel López Obrador, quien la aprovechó para calificar a sus opositores en el PAN de «casi fascistas».

La propia dirección del PAN se apresuró a afirmar que los senadores se habían reunido con Vox a título puramente privado, incluso cuando Felipe Calderón, el más reciente ex presidente del PAN, lamentaba públicamente que su partido había “perdido el rumbo”.

El presidente de Vox, Santiago Abascal, programpó gira por América Latina de Pablo Casado con un viaje no anunciado a Brasil para reunirse con el presidente Jair Bolsonaro. En Europa, el líder de Vox explora alianzas con los partidos ultraconservadores mientras el del PP trata de promocionar a los del centroderecha tras la pérdida de influencia de su familia política por la salida de Angela Merkel de la cancillería alemana.

La política exterior de Casado y Abascal revela una fractura ideológica entre dos formaciones llamadas a entenderse si los conservadores suman mayoría tras las próximas elecciones generales, con la tendencia antieuropeísta de Vox como principal punto de choque.

Interna española

Para que no quede ninguna duda de que el viaje de Abascal a Brasil tenía como objetivo segar la hierba bajo los pies a Casado, el comunicado en el que Vox lo anunció incluía declaraciones de Abascal en las que acusaba al presidente del PP de querer “llegar a acuerdos, formar un Gobierno con los socios del Foro de São Paulo y el Grupo de Puebla en España, con los que se sientan a la mesa de terroristas y narcodictadores”.

Se refería, con esta frase alambicada, a la afirmación de Casado de que estaría dispuesto a formar un Gobierno de coalición con el PSOE sin Pedro Sánchez si gana las próximas elecciones. El Foro de São Paulo y el Grupo de Puebla son espacios de encuentro de la izquierda latinoamericana y española.

Vox ha convertido a estas dos entidades en su bestia negra y ha lanzado una alianza anticomunista para frenar el supuesto avance del totalitarismo en el continente. El banderín de enganche es la Carta de Madrid, un manifiesto en defensa de la democracia liberal que podría ser suscrito por el PP si no fuera porque lo patrocina Vox. Ya ha sido respaldado por 150 dirigentes internacionales y más de 10.000 personas.

En paralelo, Casado ha lanzado su propia iniciativa en términos similares, la Alianza por la Libertad en Iberoamérica, para defender “la democracia, el Estado de derecho, la economía de mercado, el Estado del bienestar y la seguridad” en el continente. Abascal ha invitado al PP a suscribir su carta, pero los populares desdeñan la invitación.

El líder del PP está buscando en América Latina una proyección internacional frente a Vox. En Argentina, primera etapa de su viaje, Casado se reunió con los sectores moderados de la oposición, como el expresidente Mauricio Macri y el jefe de gobierno de Buenos Aires, Horacio Larreta, y después ha tenido encuentros con los presidentes de Chile, Sebastián Piñera; Uruguay, Luis Lacalle; y Paraguay, Mario Abdo Benítez.

Casado ha dejado fuera de su viaje al Brasil de Bolsonaro, con el que ha marcado distancias. “Yo creo que nuestra alianza política para Brasil es una alianza más moderada”, dijo. El 1 de diciembre, el líder del PP se despachaba contra los populismos en una charla con la premio Pulitzer Anne Applebaum: “La vacuna contra los populismos es no disfrazarse de populistas”.

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.