Una parcela de Luxemburgo en el corazón del Perú. ¿Qué hace el escudo de armas del Gran Ducado en la fachada de un centro comercial de Lima? Detrás de este guiño se esconde la historia de un peruano que se convirtió en un luxemburgués.

Perú Luxemburgo

Justino Alarcón Cinpaucar llegó a Luxemburgo en los años 80, casi por casualidad. “Esta es la historia de toda una vida. En la década de 1980, había muy pocas aerolíneas. La compañía rusa Aeroflot había firmado un acuerdo para una línea Lima-Moscú, con una escala en Luxemburgo. Así es como llegué a conocer al Gran Ducado. ¡El destino final no me interesaba, era Moscú!”, explica.

Justino tuvo una brillante carrera en finanzas, notablemente convirtiéndose en jefe de la sucursal luxemburguesa de PlaNet Finance, una organización de solidaridad internacional fundada por Jacques Attali, en colaboración con Deloitte Luxemburgo.

Sobre la base de esta experiencia, Justino decidió crear un centro comercial “inclusivo” en su país de origen, al que llamó Centro Comercial Luxemburgo, ubicado en el distrito de Chorillos, de Lima. Allí ofrece infraestructura para microempresarios.

“Gracias a mi experiencia en microfinanzas”, continúa el inversionista, “trato de ayudar a los microempresarios”. Se pueden alquilar pequeños espacios para ayudarlos a desarrollar sus negocios. Para un alquiler muy asequible, tienen todas las comodidades: agua, electricidad, acceso a internet. En general, lleva tres años desarrollarlo, tener un pequeño capital y poder mudarse”.

El edificio tiene la distinción de estar diseñado de acuerdo con los estándares de desarrollo sostenible. “Estamos tratando de prestar atención a nuestra huella ecológica. Es uno de los primeros edificios en el sur de Lima que se hizo con materiales reciclables”.

A Justino Alarcón Cinpaucar le pareció obvio nombrar a su centro como el país que le había dado la oportunidad. Sin embargo, el peruano, que obtuvo la nacionalidad luxemburguesa, cree que el Gran Ducado podría ir más allá en cooperación.

“Luxemburgo ha brindado oportunidades a miles de extranjeros. Hice mis estudios allí, aprendí allí, trabajé allí. Es genial, pero creo que el gobierno también debería apoyar a los migrantes una vez que decidan regresar a su país de origen. Debemos canalizar esta fuerza, esta energía. Este es un desafío para la imagen del Gran Ducado en el mundo”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí