Tala ilegal y tráfico de madera, delitos comunes en la actualidad del Perú

Tala ilegal y tráfico de madera, delitos comunes en la actualidad del Perú. Sin embargo, y pese a estar catalogado como el tercer crimen más importante del mundo, las autoridades poco hacen al respecto. Según un informe titulado «Delincuencia transnacional y el mundo en desarrollo», publicado por Global Financial Integrity, estas organizaciones de delincuencia manejan millonarios flujos financieros. Habló la Defensora del Pueblo de Perú en estos asuntos ambientales.

Tala y tráfico

El informe estima que a nivel mundial este crimen transnacional genera de 52 mil millones a 157 mil millones de dólares al año. El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) estima que el 30 por ciento de la madera vendida en el mundo se obtuvo ilegalmente.

Según Insight Crime, un centro de investigación sobre el crimen organizado, la mayoría de la tala ilegal de madera se produce en la selva amazónica. La tala ilegal de madera, la minería ilegal y el narcotráfico son los crímenes más investigados en América Latina.

Tala en Perú y Latam

Los bosques de América Latina son los segundos más vulnerables a la tala ilegal de madera en el mundo, después de los bosques de Asia. En 2014 las exportaciones ilegales de madera de Latam totalizaron un promedio de 387 millones de dólares. Los datos surgen de la Unión Internacional de Organizaciones de Investigación Forestal.

A fines de 2012, INTERPOL confiscó más madera obtenida ilegalmente por un valor estimado de 8 millones de dólares. Fue resultado de una operación denominada Proyecto LEAF. Actuaron 12 agencias de países latinoamericanos.

Alicia Abanto, representante en Perú de la Oficina del Defensor del Pueblo para el Medio Ambiente, Servicios Públicos y Pueblos Indígenas, dijo que el tráfico de madera está vinculado a una serie de crímenes como deforestación, explotación laboral, invasión de tierras, evasión de impuestos, falsificación de documentos y corrupción estatal. E incluso el asesinato de líderes comunitarios que luchan por preservar los bosques.

«Estos crímenes también ocurren en otros países de América Latina y el Caribe». Sin embargo, son más comunes en la selva amazónica. El comercio ilegal de madera a menudo comienza con comunidades indígenas o campesinas que son contratadas por una empresa maderera. Muy a menudo desconocen el hecho que lo que están haciendo es ilegal. Y las empresas se aprovechan de eso», precisó la peruana. Y puso alerta sobre otro problema: «el comercio ilegal de madera implica evasión de impuestos».

Las especies maderables más vendidas en Perú suelen ser las especies más buscadas por el comercio ilegal en América del Sur. La ausencia de información sobre el circuito del comercio ilegal de madera es uno de los principales obstáculos para enfrentar este delito.

Las especies más vendidas son las siguientes: cumala (Virola sp.), Tornillo (Cedrelinga catenaeformis), capinuri o chimicua (Clarisia biflora), lupuna (Chorisia integrifolia), capirona (Calycophyllum spruceanum), shihuahuaco (Coumarouna odorata), cachimbo ( Cariniana domesticata), copaiba (Copaifera reticulata); cumala (Virola sebifera) y catahua (Hura crepitans).

 

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.