Sudamérica 2020, más polarizada que nunca. En Chile, Colombia y Ecuador, 2019 estuvo marcado por una crisis social sin precedentes. En Bolivia, la caída de Evo Morales puso fin a un largo ciclo político.

Sudamérica 2020

En Argentina y Brasil, los enfrentamientos políticos y las esperanzas de una recuperación económica están en la mente de todos. Entre los movimientos sociales y los gobiernos conservadores, 2020 promete ser eminentemente conflictivo en América Latina.

A fines de 2019, los fantasmas del pasado parecían perseguir a América Latina. La policía disparó contra la multitud en Santiago de Chile, un ex capitán insultando y amenazando a diario (con tuits) a ambientalistas o minorías en Brasilia, sin olvidar a un presidente abandonado por el ejército (y por el suyo) en Bolivia, tomando el camino del exilio.

El año 2020 en el continente latinoamericano promete ser memorable y, ya, algunos eventos importantes están en camino.

En Bolivia, nuevas elecciones sin Evo Morales

Las elecciones presidenciales de octubre de 2019 dieron como resultado una salida por la puerta trasera de la Historia de Evo Morales, en el poder desde 2006. A pesar de un historial económico bastante halagador, su deseo de aguantar a toda costa su silla presidencial se encontró con la insatisfacción de varios sectores de la sociedad boliviana.

Las sospechas de fraude electoral que pesaban en la boleta finalmente aglutinaron una oposición heterogénea hasta que el ejército entregó el golpe de gracia a Evo Morales al “sugerirle” que renunciara el 10 de noviembre de 2019.

Marginadas y excluidas del poder durante más de una década, los círculos empresariales de la rica provincia de Santa Cruz aprovecharon la oportunidad para vengarse de Evo Morales. Dirigidos por Fernando Camacho, lograron imponer un gobierno ultraconservador que dice ser de la Biblia y exige la extradición del ex presidente, a quien acusan de “terrorismo” y consideran un narcotraficante.

Evo Morales, ahora refugiado en Buenos Aires, se convirtió en director de campaña de su partido, el MAS, en preparación para las nuevas elecciones presidenciales que se celebrarán el 3 de mayo de 2020.

Se espera que la campaña enfrente a los partidarios del primer presidente indígena del país, los ultraconservadores católicos del gobierno provisional, así como otras fuerzas políticas, incluido un pastor evangélico de ascendencia surcoreana que hizo un espectacular avance electoral en octubre.

En Chile, nueva Constitución para calmar la ira

Desde octubre, Chile ha estado hirviendo. En el país más próspero del continente, cientos de miles de manifestantes salieron a las calles para desafiar un orden económico y social ultraliberal heredado de la dictadura del general Pinochet.

A fines de diciembre, el número de estas manifestaciones no tenía precedentes desde el regreso a la democracia.

Presionado por los manifestantes, el presidente conservador Sebastián Piñera se negó rotundamente a renunciar. Sin embargo, el hombre más rico del país condenó la violencia perpetrada por la policía y validó la celebración de un referéndum para revisar la Constitución.

La consulta incluirá dos preguntas: una sobre la redacción de una nueva Constitución, la otra sobre el método de designación y la composición de una posible Asamblea Constituyente.

El texto actual es un legado de la dictadura militar (enmendada en 2005), que hasta ahora la derecha chilena se ha negado a cuestionar. El referéndum se llevará a cabo el 26 de abril de 2020.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí