Recursos naturales en el mundo, necesidad de ciudades inteligentes. Se prevé que el mercado mundial de ciudades inteligentes alcance los 8 billones de dólares para 2025.

Recursos naturales ciudades inteligentes

Varias razones alimentan el mercado de las ciudades inteligentes: la creciente población mundial, la explotación sin escrúpulos de los recursos naturales y la consiguiente búsqueda de formas sostenibles para acomodar a los más de 7 mil millones de personas en el planeta.

El continuo crecimiento de la población ya está ejerciendo un profundo impacto, tanto en el medio ambiente como en la calidad de vida humana.

Los lujosos estilos de vida en las economías occidentales desarrolladas están dando como resultado que estas economías consuman más de lo que les corresponde de los recursos ya limitados de la Tierra, mientras que la urbanización desordenada, las ciudades mal planificadas y el hacinamiento en las economías en desarrollo están resultando en enormes pérdidas de preciosos recursos naturales.

La expansión urbana descontrolada está llevando a las ciudades modernas a sus límites. La infraestructura pública y los recursos que van desde alimentos, energía, agua, seguridad, comunicación digital hasta transporte se están estirando hasta el límite.

La distribución desigual de los recursos está resultando en un alto costo de vida, niveles crecientes de contaminación, choques culturales, aumento de las tasas de delincuencia y escasez de viviendas, entre otros.

Las restricciones a la libertad personal son otra consecuencia clave de la explosión demográfica, es decir límites en el consumo de agua, límites en la conducción y límites en los viajes. El impacto en el ecosistema incluye la extinción de especies, la destrucción del hábitat y la fragmentación del hábitat.

En resumen, la explosión demográfica, un hilo común que atraviesa países y continentes, está mordiendo el planeta.

A medida que los países, los gobiernos y las comunidades se esfuerzan por apoyar este aumento de la población, el concepto de ciudades inteligentes habilitadas por las tecnologías inteligentes de la información y la comunicación (TIC) está saliendo a la luz.

Ciudades más desarrolladas

Las ciudades se están volviendo inteligentes no solo a través de la automatización de las funciones diarias, sino también a través de la forma en que estas funciones se pueden monitorear y analizar para optimizar la utilización de recursos, reducir costos, mejorar la eficiencia operativa y mejorar la calidad de vida.

Los beneficios clave de las ciudades inteligentes que impulsan las inversiones gubernamentales en tecnologías de ciudades inteligentes incluyen una mayor y más productiva participación ciudadana en las actividades cívicas; mejor utilización de la infraestructura; seguridad pública mejorada; mejor comunicación y mayor capacidad de las ciudades para responder a calamidades naturales y provocadas por el hombre; beneficios sociales, económicos y ambientales inigualables y mayor calidad de vida; reducción masiva del consumo y desperdicio de energía y agua, entre otros.

Otras tendencias importantes en el mercado incluyen la creciente integración de la inteligencia artificial (IA) en las ciudades inteligentes para proporcionar información procesable a los responsables de formular políticas para mejorar la eficiencia operativa, reducir el consumo de recursos, monitorear los riesgos de seguridad y contener los costos; enfoque indiviso en la respuesta a la demanda por su capacidad para permitir una participación más estrecha del consumidor en los mercados energéticos de la ciudad competitiva; y la creciente penetración de los medidores de agua inteligentes y las soluciones de gas inteligentes en el contexto del alcance cada vez mayor de los servicios públicos inteligentes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí