Quechua comienza a ser más familiar entre jueces y fiscales de Perú

Quechua comienza a ser mas familiar entre jueces y fiscales de Perú. La jueza Janet Tello Giraldi, presidenta de la Comisión para el Acceso de los Pueblos Vulnerables a la Justicia, inauguró la primera clase. Asistieron 40 estudiantes seleccionados de un total de 700. Jueces, fiscales, abogados defensores, empleados y otros funcionarios judiciales de Lima están tomando un curso en el idioma indígena Quechua.

Después de 500 años el quechua, el idioma de la antigua civilización inca del Perú, será escuchadoen los pasillos del poder, al menos en la rama judicial.

Quechua en cursos

El curso pretende que «los jueces y quienes trabajan en la rama judicial aprendan este idioma materno y les permita a los hablantes de quechua el derecho a la justicia», dijo Tello.

El lenguaje de la población indígena se escuchaba comúnmente en casos legales como testimonio escrito. Pero a medida que el español se convirtió en el idioma dominante el quechua fue desapareciendo lentamente.

Hoy, casi 4 millones de peruanos hablan principalmente quechua. La mayoría vive en áreas remotas o marginadas. Aquellos que necesitan recurrir al sistema legal a menudo están en desventaja debido a la barrera del idioma.

Acceso a la igualdad jurídica

«Vamos a necesitar recursos y voluntad política para hacer de esto una necesidad real en el uso de los servicios legales», dijo Tello. Por ahora, el programa de entrenamiento continuará hasta el 2021.

«Ya estamos planeando un segundo grupo, pero definitivamente no dará cabida a las 700 personas que se inscribieron», dijo. En la primera clase, los estudiantes, que van desde jueces ancianos hasta empleados jóvenes, aprendieron frases básicas, como «¿Cuál es su nombre?» (Imataq sutiki?).

La nueva iniciativa brinda dos derechos humanos fundamentales, dijo Tello, «el derecho a hablar su lengua materna y el derecho a la justicia». El curso para principiantes comprende 16 sesiones durante un período de dos meses, que será seguido por el siguiente nivel y así sucesivamente.

El estudiante y juez principal Jorge Castañeda posee 30 años de experiencia en el sistema judicial. «Perú es un país de habla quechua, pero lamentablemente, desde el dominio de los españoles, hemos olvidado nuestra lengua materna».

Y añadió: «como juez tengo la obligación de conocer quechua para comprender y explicar a las personas que llegan a la rama judicial, ya sea como demandantes o demandados», dijo.

 

Las comunidades peruanas de habla quechua se concentran en las regiones de Ayacucho, Apurímac, Cusco, Cajamarca, La Libertad, Huancavelica, Huánuco, Junín, San Martín y en los barrios más poblados de Lima, hogar de muchos habitantes rurales que han migrado a la ciudad.

El curso está siendo impartido por el profesor Raúl Cisneros, hablante quechua nativo que estudió idiomas y literatura en la Universidad de San Cristóbal de Huamanga en Ayacucho.

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.