Protestas indígenas afectan regiones de Perú y Colombia

Protestas indígenas afectan regiones de Perú y Colombia. Son confrontaciones separadas pero similares. Las mantienen con los funcionarios de gobierno acerca de los derechos de la tierra y la contaminación.

Protestas indígenas Perú Colombia

Las protestas por los derechos a la tierra en Colombia se extendieron el viernes, mientras que en Perú se enfrentaron con los funcionarios por la contaminación en una mina de cobre.

En el suroeste de Colombia, el diálogo entre los nativos y el gobierno se suspendió luego de que el presidente Iván Duque visitó la región del Cauca para discutir la reapertura de la carretera panamericana bloqueada.

Las comunidades nativas de Tolima, Huila, Boyacá, Arauca, Santander, Antioquia, Cauca se unieron a las protestas que comenzaron a principios de esta semana y anunciaron planes para huelgas laborales en otras tres carreteras principales que conectan las principales ciudades colombianas.

«Esta protesta de Minga aumentará progresivamente. Nuestro objetivo es que para este fin de semana todo el movimiento indígena se movilice en Colombia», dijo Luis Fernando Arias, líder del Consejo Regional Indígena del Cauca.

El estancamiento de las conversaciones se produjo cuando el presidente Duque dijo que no quiere rendirse ante las demandas que Colombia no puede cumplir. El gobierno ha dicho que las demandas indígenas de derechos sobre tierra son inadmisibles.

En Perú, mientras tanto, los agricultores continúan bloqueando una carretera utilizada por una mina de cobre para transportar minerales. Lo han hecho durante 54 días. Están protestando por un plan que, según dicen, debería haber transportado el mineral en ductos especiales, no en camiones por carreteras a través de sus campos, como está ocurriendo. Las protestas se han intensificado en los últimos días después de que los líderes de las comunidades fueron detenidos.

Líderes comunitarios cerca del área minera, fueron arrestados la semana pasada por cargos de extorsionar a los propietarios de minas. Eso llevó a las comunidades cercanas a unirse a las manifestaciones. Los funcionarios peruanos ahora están decidiendo si liberar a los líderes.

El conflicto en el área minera de Apurímac, en las tierras altas peruanas, ha sido mortal en el pasado. Los miembros del clero han ofrecido mediar en la nueva disputa.

La declaración de la U.N. busca garantizar los derechos de los pueblos indígenas a «disfrutar y practicar sus culturas», así como a «desarrollar y fortalecer sus economías» e instituciones sociales y políticas.

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.