ProInversión Perú, millonarias inversiones en infraestructura

ProInversión Perú, millonarias inversiones en infraestructura. Se luce el resorte modelo de inversión pública y privada. Con un enfoque particular en las asociaciones público-privadas, la presión de Perú para cerrar su brecha de infraestructura presenta grandes oportunidades para los inversores. Perú es una de las economías más grandes y de más rápido crecimiento de América Latina. Pero adolece una brecha de infraestructura que podría obstaculizar su continuo desarrollo. El año pasado las devastadoras inundaciones exacerbaron aún más el problema existente: colapsaron 260 puentes y cerraron más de 3 mil kilómetros de carreteras.

Infraestructura y servicios públicos

El gobierno de Perú trabaja una iniciativa para desarrollar numerosas áreas de su infraestructura y servicios públicos. Las perspectivas de crecimiento de Perú significan que los proyectos respaldados por el gobierno presentan a los inversores internacionales una oportunidad única de obtener mayores rendimientos. Incluso más de lo que normalmente obtendrían en mercados maduros de Europa.

Más de 100 proyectos de asociaciones público-privadas (PPP) ya se han completado en Perú, sólo en la última década. Perú es uno de los entornos más favorables a la inversión en América Latina. El país ocupa el segundo lugar en la región en el índice de facilidad de hacer negocios del Banco Mundial de 2018. Es la nación más fácil en la región en la cual registrar propiedades. Y también tiene un alto puntaje en la protección de varios inversionistas, obteniendo créditos y aplicando contratos.

Detalles del plan

Entre 2019 y 2020, los proyectos planificados incluyen un camino de 2.050 millones de dólares en Lima, que se extenderá 33,2 kilómetros y unirá dos carreteras importantes. Otro proyecto potencial es la mejora de la emblemática carretera Longitudinal de Sierra de 1.000 kilómetros. Tendrá un costo estimado de 464 millones de dólares. Además, se construirán tres hospitales especializados en Lima, Piura y Chimbote.

Los desarrollos de infraestructura más importantes se adjudicarán durante el primer semestre de 2019. Se concentran en agua y saneamiento. Estos incluyen un plan de 600 millones para construir y operar las principales instalaciones de agua potable de Lima. Más un sistema de tratamiento de aguas residuales de 304 millones en la cuenca del Lago Titicaca y una planta de tratamiento de aguas residuales de 90 millones en el centro de Perú.

En la actualidad, la fecha estimada de adjudicación para el proyecto Titicaca es agosto de 2019, suponiendo que una tercera empresa no licite para el proyecto. En caso de que esto ocurra, ProInversión activará un proceso de licitación, que aún verá el proyecto adjudicado en 2019.

Tipos de inversión

La mayoría de los proyectos de transporte y atención médica son iniciativas gubernamentales cofinanciadas. Esto significa que el contratista no asumirá el costo total o el riesgo para el desarrollo. Por otro lado, las propuestas no solicitadas proporcionarán a los inversionistas la libertad de diseñarlas para que sean más efectivas, sin estar obligados a realizar trabajos de planificadores estatales.

El período de concesión para los proyectos oscila entre 25 y 30 años, lo que permite a los inversores tiempo suficiente para recuperar su inversión inicial. Se espera que los proyectos de minería y telecomunicaciones sean especialmente lucrativos, ya que son todos proyectos de transferencia de activos.

En colaboración con ProInversión, la agencia peruana de promoción de inversiones privadas, los embajadores peruanos en China y Corea del Sur invitaron a los inversionistas a asistir a eventos itinerantes que tendrán lugar en Seúl el 16 de mayo y en Beijing el 18 de mayo.

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.