Primer gobierno indígena autónomo de Perú contra deforestación

Primer gobierno indígena autónomo de Perú contra deforestación. En 2009, los decretos especiales firmados por el entonces presidente Alan García abrieron vastas franjas del territorio indígena peruano para la explotación de recursos.

Gobierno indígena Perú

Con su nueva autoridad, la Nación Wampis ha podido responder y expulsar la deforestación ilegal en su territorio, y continúa organizando y fortaleciendo su voz sobre los problemas de uso de la tierra en Perú y en el extranjero.

Este grupo indígena ha vivido en la selva amazónica durante siglos, dispersado a lo largo de más de 13 mil kilómetros cuadrados en los departamentos de Amazonas y Loreto, en el norte de Perú. Pero los miembros dicen que están cansados ​​de ver a los invasores cortar sus bosques y contaminar sus aguas con mercurio que se usa para extraer oro de la tierra.

Los decretos fueron anunciados con el objetivo aparente de facilitar implementación del Acuerdo de Libre Comercio entre Perú y Estados Unidos. Sin embargo, los críticos dicen que su implementación violó las normas internacionales de derechos humanos, como el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que exige la consulta y participación indígena en el uso, manejo y conservación de sus territorios.

Como reacción a estos decretos, 3 mil miembros de grupos indígenas que representan seis regiones diferentes de la Amazonía peruana se reunieron y bloquearon una carretera cerca de la ciudad de Bagua que conecta el departamento de Amazonas con las de Loreto, Cajamarca y San Martín.

La protesta, llamada «Curva del Diablo», duró 57 días hasta que el gobierno reaccionó. El conflicto posterior, que se conocería como «El Baguazo», dejó 33 muertos y más de 200 heridos, y provocó un saqueo y destrucción generalizados en toda la región. Recientemente, el gobierno peruano erigió un monumento en Puerto Galilea para conmemorar la masacre y honrar a los indígenas y otros residentes.

Los representantes de Wampis dijeron que se dieron cuenta de que solo al desarrollar una estructura organizativa sólida y legal tendrían una voz para defender a su gente y al futuro de su bosque.

Después de numerosas reuniones entre sus líderes, representantes de 27 comunidades de Wampis con una población total de 15 mil personas se reunieron en 2015. Invocaron el reconocimiento internacional de los derechos de los pueblos indígenas y el 29 de noviembre declararon la creación de un gobierno territorial autónomo llamado Nación Wampis, la primera de su tipo en Perú, en defender su territorio y sus recursos de las crecientes presiones de las industrias extractivas.

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.