Plan Gucci, desbancar a Louis Vuitton del top de ventas

Plan Gucci, desbancar a Louis Vuitton del top de ventas. Gucci pretende alcanzar los 10 mil millones de euros en ventas anuales. Y así reemplazar a Louis Vuitton de LVMH como la marca de lujo más grande del mundo. Gucci ya está cosechando los beneficios de un cambio de imagen radical bajo el diseñador Alessandro Michele. El estilo extravagante ha ganado a los fanáticos de la moda y ha ayudado a aumentar las ventas.

Plan Gucci

Gucci hoy es parte del conglomerado Kering, que incluye marcas como Saint Laurent. El Plan Gucci es superar a todos sus pares, incluida la mega marca Vuitton, propiedad del rival francés de Kering, LVMH.

«Estamos en la misma liga. La pregunta no es si lo haremos, sino cuándo será la concreción», dijo el presidente ejecutivo de Gucci, Marco Bizzarri.

El año pasado Gucci facturó 6.200 millones de euros en ventas. Se colocó detrás de Vuitton, que estiman vendió por más de 8.000 millones de euros. La tercera marca en el podio de la industria del lujo es Hermes.

En Gucci no han precisado una meta de tiempo para alcanzar los 10 mil millones de euros en ingresos. Pero adelantaron que las ventas crecerán al doble de la tasa de mercado en los próximos años. Se amparan en el renacimiento de la marca.

Se espera que la industria del lujo, impulsada por la demanda china, acelere en 2018. Los pronósticos de ingresos mundiales tendrán una expansión del 6 al 8 por ciento en moneda constante.

Sin embargo, las acciones de Kering, hasta más del 35 por ciento en lo que va del año, cerraron un 4,15 por ciento arriba, luego de la actualización de la estrategia, Mientras que las de LVMH o Hermes cayeron.

Los analistas de HSBC dijeron que los objetivos de ventas de Gucci eran alcanzables. Otros dijeron que ese tipo de crecimiento de los ingresos ya tenía un precio en las acciones. Y a algunos les preocupa el contexto económico más amplio que impulsa los altibajos en el sector.

Gucci y las metas

En una industria voluble donde los gustos pueden cambiar rápidamente y con la influencia de las redes sociales las marcas luchan por capturar a los compradores. Apelan a diseños o eventos llamativos como espectaculares exhibiciones de pasarela.

Bizzarri y Michele, de Gucci, que subieron a bordo en 2015, le dieron a la marca un cambio de imagen radical. Desde nuevas gamas de productos hasta tiendas rediseñadas para hacerlas más acogedoras, en tonos vivos y envueltas en terciopelo. Así la marca ha desafiado cualquier expectativa de desaceleración.

«Este no es un momento de moda», dijo Bizzarri. Y agregó que no hubo una desaceleración en el ritmo de las ventas en el segundo trimestre. «Alessandro creó un estilo y un léxico únicos, que para mí es algo que va a durar».

Los ingresos se expandieron en un 49 por ciento con respecto al año anterior en monedas constantes en los primeros tres meses del año.

La marca planea triplicar las ventas realizadas en sus sitios de comercio electrónico. Las llevaría al 10 por ciento de los ingresos, a medida que lanza nuevas plataformas comprables de Nueva Zelanda a México.

Jérôme Boateng, el mundialista alemán lanza línea de ropa

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.