Pesca en Perú, prosigue lucha contra flota invasiva de China. El número de barcos con bandera china que acechan en las afueras de las aguas de Perú para pesca aumentó de 54 embarcaciones activas en 2009 a 557 en 2020.

Perú pesca China

La pesca china se realiza en alta mar, más allá del alcance de la jurisdicción de cualquier nación, y de noche, utilizan luces tan potentes que pueden verse desde el espacio para atraer enjambres de calamares de vuelo rápido.

«Realmente es como el salvaje oeste», dijo el capitán Peter Hammarstedt, director de campañas de Sea Shepherd, un grupo de conservación de los océanos. «Nadie es responsable de la aplicación».

Una patrulla fue impulsada por una protesta el verano pasado cuando se descubrieron cientos de embarcaciones chinas pescando cerca de las Islas Galápagos, un sitio del patrimonio mundial de la UNESCO.

Lanzada en la década de 1980 como respuesta al agotamiento de las poblaciones de peces en el país y la necesidad de alimentar a su población en rápido crecimiento, la flota pesquera de aguas distantes de China se ha convertido en una industria próspera y en parte del impulso geopolítico del país para asegurar el acceso a la menguante población mundial en recursos naturales.

«China no hace nada que Europa no haya hecho exactamente de la misma manera», dijo Daniel Pauly, un destacado biólogo marino de la Universidad de Columbia Británica. «La diferencia es que todo lo que hace China es grande, así que lo ves».

La gran mayoría de las 30 embarcaciones observadas por AP tienen un historial de acusaciones de abuso laboral, condenas pasadas por pesca ilegal o mostraron signos de posiblemente violar la ley marítima.

En conjunto, estos problemas subrayan cómo el océano abierto alrededor de las Américas, donde Estados Unidos ha dominado durante mucho tiempo y China ahora está compitiendo por influencia, se ha convertido en un imán para los peores infractores de la industria pesquera. El caso afecta directamente a la pesca en Perú.

Pingtan Marine Enterprise

Un buque, el Fu Yuan Yu 7880, es operado por una filial de una empresa que cotiza en el Nasdaq, Pingtan Marine Enterprise, a cuyos ejecutivos chinos se les canceló la visa estadounidense por presuntos vínculos con la trata de personas. La empresa también ha enfrentado acusaciones de pesca ilegal y trabajo forzoso en todo el mundo. Pingtan se negó a comentar.

El calamar de Humboldt, llamado así por la corriente rica en nutrientes que se encuentra en la costa suroeste de América del Sur, es una de las especies marinas más abundantes. Algunos científicos creen que incluso puede estar prosperando a medida que los océanos se calientan y sus depredadores, tiburones y atunes, desaparecen.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí