Perú, setenta turistas secuestrados por denuncias de fuga de petróleo

Perú, setenta turistas secuestrados por denuncias de fuga de petróleo. Situación grave en Perú con setenta turistas secuestrados por un grupo de peruanos debido a que ellos denunciaron una fuga de petróleo.

Perú turistas secuestrados

Indígenas de la Amazonía de Perú tienen como rehenes a un grupo de turistas, entre los que se encuentran «cierto número de belgas», confirmó la Cancillería del país europeo. Según fuentes locales, los rehenes serán liberados nuevamente «a corto plazo».

El ministerio, sin embargo, no comentó sobre el número y el estado de salud de los afectados.

El gobierno peruano dijo que «la gente pronto será liberada» después de discusiones constructivas con los aldeanos que protestaban en el pueblo de Cuninico.

Watson Trujillo Acosta, líder de la manifestación, confirmó a medios locales «que el respeto a la vida es primordial» y que «los que estén a bordo del barco seguirán siendo llevados a su destino».

Esta toma de rehenes, que se lleva a cabo en un barco en la Amazonía peruana, tiene como objetivo protestar contra la fuga de un oleoducto de la empresa energética Petroperú.

Los activistas acusan a las autoridades de no actuar contra la contaminación ambiental. En particular, exigen que se declare el estado de emergencia.

Apu

Queremos “llamar la atención del gobierno con esta acción, hay extranjeros y locales, son unas 70 personas”, dijo a Watson Trujillo, el Apu (líder) de la comunidad de Cuninico.

Los turistas afectados proceden de Estados Unidos, España, Francia, Reino Unido, Suiza y Bélgica. Las mujeres y los niños están entre ellos.

El dirigente indígena agregó que «esta drástica medida» se tomó para que el gobierno enviara una delegación a evaluar los daños ambientales causados ​​por un derrame de petróleo ocurrido el 16 de septiembre que provocó el derrame de aproximadamente 2.500 toneladas de crudo en el río. Cuninico.

Bloqueos

Comunidades indígenas también bloquean desde el jueves el tránsito de cualquier tipo de embarcación por el río para protestar contra la fuga de petróleo que se produjo por la ruptura del oleoducto Norperuano (ONP) en la agreste región de Loreto.

El 27 de septiembre, el gobierno declaró estado de emergencia por 90 días en el área afectada dentro de las comunidades de Cuninico y Urarinas donde viven unos 2.500 indígenas.

El oleoducto Norperuano de la estatal Petroperú, uno de los oleoductos más grandes del país, fue construido hace cuatro décadas para transportar crudo desde la región amazónica hasta Piura en la costa, con una extensión de unos 800 km.

La empresa había atribuido la fuga a un ataque al oleoducto, con «un desgarro intencionado de 21 centímetros en el oleoducto».

Petroperú asegura que el oleoducto fue dañado deliberadamente en varias ocasiones. Desde diciembre de 2021 se han registrado más de 50 reclamaciones. La empresa pretende limpiar la contaminación y proporcionar agua potable y alimentos a las personas.

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.