Perú responde a Bolivia con sanciones económicas. La polémica entre ambos países está escalando debido a restricciones en el comercio por ambos lados.

Perú Bolivia economía

Perú ha anunciado que está suspendida la importación de productos vegetales como soya, chía y maní, y de origen animal, como la carne de bovino congelada, procedentes de Bolivia.

La medida se tomó como respuesta al cese de importaciones de vegetales peruanos a Bolivia.

Sin embargo, el ministro de Desarrollo Rural y Tierras del gobierno boliviano, Mauricio Ordóñez, manifestó que existe un acuerdo entre importadores privados bolivianos para no importar hortalizas peruanas.

Senasa de Perú explicó que adopta ese medida para “revisar y actualizar los requisitos de importación” que mantiene con el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) de Bolivia.

Según el Senasa, esta prohibición permite “resguardar el estado sanitario y fitosanitario” de Perú y “realizar una importación segura conforme a los requisitos que se establezcan”.

Desde La Paz niegan que el gobierno haya cerrado las fronteras para prohibir las importaciones y adelantan que en una mesa de diálogo entre productores e importadores se determinó el cese de la compra de productos peruanos debido a que se tenía un pico de cosecha alto.

La importación de productos agropecuarios procedentes de Bolivia alcanzó 896.000 kilos de carne deshuesada de bovino en Perú, las 10.499 toneladas de maní, 1.614 de chía y 617.000 toneladas métricas de soya y sus derivados, según Senasa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí