Perú pone en peligro la existencia de los delfines en los océanos

Perú pone en peligro la existencia de los delfines en los océanos. Los pescadores peruanos matan hasta 15 mil delfines al año. Los utilizan como carnada de tiburón.

Perú delfines

Sandra Altherr, bióloga de la organización benéfica alemana Pro Wildlife, explicó que «la mayoría de la gente piensa en Japón y las Islas Feroe cuando habla de la caza de delfines».

Y precisó: «Numéricamente las Islas Feroe no están en el top 10 de las pequeñas naciones que matan cetáceos. Y Japón solo clasifica en el décimo lugar. Eso es porque Perú, Nigeria y Madagascar matan a los pequeños cetáceos no solo por comida, sino también para cebo. Estos países ahora se encuentran entre los lugares más peligrosos del mundo para los animales».

Un reciente informe revela que más de 100 mil delfines, pequeñas ballenas y marsopas (pequeños cetáceos) son sacrificados en todo el mundo en la caza cada año. Muchos para ser utilizados como cebo de pesca. La mayoría de estas cacerías no están reglamentadas, son ilegales e insostenibles, con impactos potencialmente adversos de gran alcance en poblaciones de cetáceos pequeños.

Países sin conciencia ambiental

El informe, «Pequeños Cetáceos, Grandes Problemas», del Instituto de Bienestar Animal (AWI), Pro Wildlife and Whale and Dolphin Conservation (WDC) también identifica las peores naciones que caza delfines del mundo y examina la intensa crueldad asociada con muchas cacerías, tales como matar animales con dinamita.

Mientras que la caza de pequeños cetáceos para el consumo humano ha disminuido en muchas regiones, la matanza de estos animales para su uso como cebo para tiburón y atún . Aunque existen leyes para prohibir o regular tales cacerías, a menudo faltan medidas de aplicación rigurosas.

«En muchas regiones, la matanza de pequeños cetáceos ha evolucionado desde la captura fortuita incidental a una caza comercial en la que los animales son atacados directamente con fines de lucro», dijo DJ Schubert, biólogo de vida silvestre de AWI. «Es escandaloso que muchos países tengan leyes que protegen a estas especies, pero la aplicación es débil o inexistente. Eso ha permitido que se desarrolle y florezca un mercado negro de carne y partes de cetáceos pequeños «.

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.