Perú, piden a Biden retirar apoyo para presidenta Boluarte

Perú, piden a Biden retirar apoyo para presidenta Boluarte. Parlamentarios piden a Biden que retire el apoyo de Estados Unidos a la administración de la presidenta Boluarte por no llamar a elecciones.

Perú Biden Boluarte

En los últimos meses miles de manifestantes en Perú han tomado las calles de muchísimas ciudades para exigir la renuncia de la presidenta no electa Dina Boluarte. Ella asumió el cargo en diciembre de 2022. Desde el día en que Boluarte asumió la presidencia las manifestaciones han provocado la muerte de al menos 60 civiles.

Mientras tanto, la administración Biden ha mantenido una alianza con Perú, que recibe más de $ 40 millones en asistencia de seguridad de los EE. UU. cada año, según la Oficina de Washington para América Latina. De junio a diciembre, el Pentágono habrá desplegado más de mil efectivos estadounidenses con armamento y equipo para participar en ejercicios militares conjuntos con las fuerzas armadas peruanas.

Hace solo un par de semanas, los medios locales informaron que la administración Biden está autorizando la venta de armas y equipos antidisturbios a Perú.

Pero a pesar de la respuesta violenta a las movilizaciones, la administración Biden no vacila en su apoyo al gobierno de Boluarte. En respuesta, los legisladores demócratas, incluidas algunas voces moderadas, están presionando al gobierno para que condene los abusos y detenga la asistencia militar a Perú hasta que termine la violencia.

“Al expresar constantemente su apoyo al gobierno peruano, EE. UU. no solo contradice los derechos humanos y los principios democráticos que profesa defender, sino que también fortalece un régimen que continúa reprimiendo brutalmente al pueblo peruano”, dijo Francesca Emanuele, analista peruana e investigadora principal en el Centro de Investigación Económica y Política.

Derechos Humanos

Grupos internacionales, incluida la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, han descubierto que las fuerzas de seguridad del Estado cometieron graves violaciones de derechos humanos contra los peruanos durante las protestas.

Un informe de Human Rights Watch en abril encontró que los asesinatos fueron “muy probablemente extrajudiciales o arbitrarios según el derecho internacional de los derechos humanos”. Incluso cuando el número de muertos llegó a 20 civiles en diciembre, el secretario de Estado Anthony Blinken llamó a Boluarte y le dijo a la líder peruana que Estados Unidos “espera trabajar en estrecha colaboración” con su gobierno.

No mucho después de la llamada, EE. UU. fue más allá al señalar su apoyo. La embajadora Lisa Kenna, quien pasó casi una década en la CIA antes de convertirse en diplomática, anunció que la administración de Biden inyectaría $8 millones adicionales para la erradicación de la coca en el Alto Valle del Huallaga.

Crisis política

Desde enero, un grupo diverso de demócratas de la Cámara ha estado presionando a la administración Biden sobre la crisis política de Perú, pidiendo a Estados Unidos que detenga toda la ayuda militar al gobierno de Boluarte hasta que termine el “patrón de represión” y las autoridades del país tomen medidas para investigar las violaciones de derechos humanos y enjuiciar a los responsables.

Veinte legisladores demócratas, encabezados por la representante Susan Wild de Pensilvania, escribieron una carta a Biden para tratar de presionar a EE. UU. a denunciar públicamente la represión del gobierno de Boluarte. “Nos preocupa que, en el contexto actual, las declaraciones de funcionarios estadounidenses en apoyo a la Administración de Boluarte o llamando a la ‘paz en todos los lados’ envían un mensaje ambiguo”, decía la carta.

En junio, la representante de Nueva York, Alexandria Ocasio-Cortez, aumentó el impulso, impulsando una medida para cortar la ayuda militar a Perú hasta que se celebren elecciones presidenciales y parlamentarias “libres y justas”.

La enmienda, que habría requerido que el Pentágono informara sobre los crímenes cometidos por las fuerzas de seguridad del estado, no recibió una votación en la Cámara por parte del Comité de Reglas de la Cámara controlado por el Partido Republicano. Ocasio-Cortez había presentado la enmienda semanas después de que tropas estadounidenses llegaran con armas a Perú para realizar “actividades de entrenamiento cooperativo”.

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *