Perú partido, Castillo dobla a Fujimori en recta final de escrutinio. El suspenso en su punto álgido en Perú, casi en la recta final de las elecciones presidenciales, con el candidato Pedro Castillo triunfando.

Perú Castillo escrutinio

Desde el primer resultado parcial, que cubre el 42% de los colegios electorales, Pedro Castillo ha seguido recuperando paulatinamente los seis puntos que estaba perdiendo.

Votos del campo y zonas remotas de la selva amazónica, favorables al candidato que afirma ser provinciano, le permitieron adelantarse ante la hija del ex presidente Alberto Fujimori.

Los votos de un millón de peruanos residentes en el exterior podrían cambiar el rumbo una vez más, advierten los expertos.

Esta última y la ONPE repiten sus llamados a la prudencia. «Los resultados aún son inciertos», coinciden.

La tensión en Perú está en su apogeo en ambos campos y Castillo pidió «moderación», reclamando a sus partidarios «no caer en la provocación».

OEA

La Misión de Observación Electoral de la Organización de los Estados Americanos (OEA) ha apoyado hasta ahora el trabajo de las autoridades electorales peruanas.

En un país donde el voto es obligatorio so pena de multa, de los 23.262.475 votantes registrados, votaron 17.803.306. Más de un millón de papeletas se contabilizaron como inválidas y más de 100 mil votaron en blanco.

Si gana, Pedro Castillo sería «el primer presidente pobre de Perú», según el analista Hugo Otero. Originario de la provincia de Cajamarca, Castillo enseñó en una escuela rural durante 24 años.

Desconocido para los peruanos antes de tomar la iniciativa en un gran movimiento de huelga de maestros en 2017, promete un cambio, en particular con la elección de una Asamblea Constituyente. Mientras que Fujimori defiende la actual ley fundamental que garantiza el liberalismo económico.

La bolsa de valores de Lima bajó un 7,22% al mediodía, ya que el dólar alcanzó un récord. El dólar ha seguido subiendo en Perú desde la victoria en la primera vuelta de Castillo, quien aboga por un papel más intervencionista del Estado y nacionalizaciones en el sector energético y minero.

Miedos y divisiones

Quienquiera que sea el futuro jefe de Estado se enfrentará a enormes desafíos en el país que, con 184.000 muertes, tiene la tasa de mortalidad mundial más alta por coronavirus y cuenta con tres millones de nuevos pobres en un año, el PIB se ha desplomado un 11,12% en 2020.

Tendrá que aguantar un Parlamento fragmentado, fruto de las elecciones legislativas de abril, y habitual de alianzas de circunstancias que llevaron a la destitución de dos presidentes: Pedro Pablo Kuczynski, en 2018, y su sucesor Martín Vizcarra en 2020.

El nuevo mandatario asumirá el 28 de julio, conmemoración del bicentenario de la independencia del Perú, y sustituirá al presidente interino Francisco Sagasti, quien instó a sus compatriotas a «respetar escrupulosamente la voluntad expresada en las urnas».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí