Perú padece cada vez más la deforestación ilegal en Amazonía

Perú padece cada vez más la deforestación ilegal en Amazonía. El entorno natural en gran parte en la cuenca del Amazonas es una de las regiones con mayor biodiversidad del mundo. Desempeña papel clave en la lucha contra el cambio climático.

Deforestación ilegal Amazonía

A pesar de su ecosistema único, la Amazonía peruana ha perdido 156.000 hectáreas de bosque en 2017 y más de 2.1 millones de hectáreas desde 2001, un promedio de 125.000 hectáreas por año, una cifra que preocupa a los ambientalistas del país.

Global Witness, una ONG británica especializada en la lucha contra el saqueo de los recursos naturales en los países en desarrollo y la corrupción política que lo acompaña, acaba de revelar la persistencia de la tala ilegal en Perú y está preocupada por las amenazas en la selva.

La ONG pidió al gobierno peruano, a donantes como Noruega y Alemania, y a importadores de madera de América del Norte o China, que intensifiquen sus esfuerzos para proteger el medio ambiente de la Amazonia.

El análisis de Global Witness también revela cómo algunos de los aserraderos más grandes del país están lidiando con grandes cantidades de madera ilegal y cómo los madereros ilegales encuentran formas cada vez más ingeniosas y deshonestas de destruir el Amazonas mediante la explotación de recursos.

El informe «El justiciero forestal» recuerda que el potencial de venta de este tráfico ilegal es considerable. La ONG destacó el papel fundamental que los donantes podrían desempeñar en el sector forestal peruano, como Estados Unidos, Noruega y Alemania, para garantizar el restablecimiento de la independencia de esta organización y la expansión de sus poderes para que pueda operar de manera autónoma y eficaz y así garantizar que Perú pueda cumplir con sus compromisos de protección forestal.

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.