Perú, mitad del hielo del glaciar andino se ha derretido

Perú, mitad del hielo del glaciar andino se ha derretido. En Perú la mitad del hielo del glaciar andino se ha derretido, según reporte del ministerio de Medio Ambiente. Cuál es la situación.

Perú glaciar andino

El hielo de las cimas de los Andes en Perú, que representa la mayoría de los glaciares tropicales del mundo, ha perdido más de la mitad de su superficie debido al cambio climático, dijo el jueves el Ministerio de Medio Ambiente.

Es decir, los glaciares andinos han retrocedido 1.348 kilómetros cuadrados (520 millas cuadradas) desde 1962, según las últimas mediciones, informó el Instituto Nacional de Investigación de Glaciares y Ecosistemas.

Para conocer los titulares más recientes, siga nuestro canal de Google News en línea o mediante la aplicación.

El monte Pastoruri, que a unos 5.250 metros (17.200 pies) en la norteña región de Ancash es una de las joyas de la corona del sector turístico de montaña de Perú, es uno de los más afectados, habiendo perdido más del 50 por ciento de su superficie de hielo, informó la agencia. dicho.

“Este proceso está provocando la formación de nuevas lagunas”, afirmó.

Perú dice que alberga alrededor del 70 por ciento de los glaciares del mundo en regiones tropicales.

«Los glaciares tropicales son de gran importancia e interés porque son indicadores excelentes y sensibles del cambio climático», afirmó el instituto.

El estudio de la pérdida de hielo se llevó a cabo en 20 cadenas montañosas glaciares repartidas en 14 de los 25 departamentos del Perú.

Cambio climático

Director de investigaciones en glaciares, indicó que el impacto del cambio climático y la actividad de los seres humanos no sólo afectan a Perú «sino a glaciares de latitudes medias e incluso en los polos de la tierra donde se están perdiendo grandes masas de hielo».

Según, los glaciares son reservas de agua en forma de hielo que permiten contar con el líquido en épocas secas.

Su retroceso afecta a la provisión de agua que alimenta y sostiene los pastizales y bosques nativos, de esta forma, animales silvestres que se alimentan de la flora de zonas altas ven en riesgo su existencia.

Beatriz Fuentealva, presidenta del naigem, recordó que la pérdida de glaciares incrementa los riesgos para quienes viven en zonas más bajas.

Como ocurrió en 1970 cuando una enorme capa de hielo del nevado Huascarán, en los Andes del norte, se desprendió tras un terremoto de 7.9 y cayó sobre una laguna provocando una avalancha de lodo que destruyó la ciudad de Yungay y dejó más de 20 mil muertos.

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *