Perú militariza fronteras, riesgo en derechos humanos según Amnesty. La presencia militar en las fronteras de Perú limita el flujo de migrantes, sostiene Erika Guevara-Rosas, directora de Amnesty International.

Perú fronteras Amnesty

A la luz del aumento de la militarización de las fronteras de Perú en un esfuerzo por fortalecerlas y limitar el flujo de migrantes al país, se refirió Erika Guevara-Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

“El uso de personal militar para el trabajo de aplicación de la ley de inmigración representa un grave riesgo para los derechos humanos de los migrantes y refugiados, porque carecen de la capacitación y las herramientas adecuadas para tal función», dijo, mediante comunicado.

«Esto fue evidente en los recientes hechos de Tumbes, en la frontera con Ecuador, donde personal del ejército peruano disparó al aire para dispersar a personas indefensas, incluidos niños y niñas”, añadió.

La directora de la organización global de derechos humanos también aseveró:

“Esto no solo contraviene las leyes internacionales y peruanas sobre el uso de la fuerza y ​​las armas de fuego, sino que también sienta un precedente terrible en el uso de tales armas para intimidar a las personas que tienen derecho a buscar protección internacional».

Por lo que reclamó que «las autoridades peruanas deben investigar y procesar estos hechos para asegurar que no se repitan. También deben limitar el uso de las fuerzas armadas en la aplicación de la ley de inmigración para evitar una tragedia y actuar de acuerdo con los estándares internacionales, brindando protección a quienes la necesiten”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí