Perú, manifestantes chocan con la policía en escalada de protestas

Perú, manifestantes chocan con la policía en escalada de protestas. Policía usó gases lacrimógenos contra pequeño grupo de militantes del presidente de Perú, frente al Congreso, en nuevo escalón de protestas.

Perú policía protestas

La policía usó gases lacrimógenos este jueves contra un pequeño grupo de militantes entre los miles de simpatizantes del presidente izquierdista Pedro Castillo reunidos frente al Congreso para exigir la disolución de la legislatura.

Un nutrido contingente de la Policía Nacional (PNP) se desplegó alrededor de la sede del Congreso de Perú como medida de precaución ante la autoproclamada “toma de Lima” por parte de partidarios del presidente.

Alrededor de las 6:00 p. m., algunos de los manifestantes comenzaron a arrojar piedras a los oficiales en un intento por pasar el cordón de seguridad.

La policía realizó varios arrestos.

Uno de los detenidos era un hombre en aparente estado de ebriedad que intentó apuñalar a los manifestantes en la plaza San Martín, dijo la PNP en Twitter.

Aparte del enfrentamiento del jueves por la noche, la protesta se desarrolló pacíficamente, a pesar de las advertencias del PNP sobre posibles actos de violencia por parte de “grupos radicales y extremistas”.

Con base en el consejo del PNP, la dirección del Congreso pospuso la sesión prevista para el jueves, aunque algunos legisladores individuales llegaron al capitolio para trabajar en sus oficinas.

Organizada por sindicatos y grupos de base, la “toma de Lima” atrajo a partidarios de Castillo de todo el país a la capital para repudiar las acciones del Congreso controlado por la oposición.

Los manifestantes también exigen una nueva constitución y la renuncia de la procuradora general Patricia Benavides, quien el mes pasado solicitó al Congreso la destitución y destitución del presidente, acusado de liderar una conspiración criminal dentro del gobierno.

Lima

El sábado pasado, miles de peruanos salieron a las calles de Lima y otras ciudades para pedir la destitución de Castillo.

Castillo, de 53 años, era maestro de escuela sin experiencia política previa cuando se postuló para presidente. Prevaleció por poco sobre la derechista Keiko Fujimori, hija del expresidente encarcelado Alberto Fujimori, en una segunda vuelta y ha estado bajo constante presión del Congreso y el poder judicial desde que asumió el cargo en julio de 2021.

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.