Perú, la caja de sorpresa que se abrirá Rusia 2018

Perú, la caja de sorpresa que se abrirá Rusia 2018. Ahora hay un resorte en la zancada peruana mientras se prepara para jugar su primer Mundial desde 1982. Las victorias recientes sobre Croacia e Islandia han aumentado la confianza. El equipo ahora lleva 12 partidos invicto. Y cuatro de esos partidos fueron clasificatorios para la Copa Mundial, jugados fuera de casa. El equipo que tenía el hábito de colapsar ahora se pone de pie.

Dos factores han ayudado a marcar la diferencia. El primero es un golpe de suerte. El penúltimo juego en esa carrera desastrosa de clasificación fue una derrota por 2-0 ante Bolivia. Posteriormente se consideró que los bolivianos habían infringido las reglas al poner en cancha a un jugador de forma irregular. El partido fue otorgado 3-0 a favor de Perú.

Sin esos puntos y los goles adicionales, Perú no habría llegado al juego contra Nueva Zelanda. Pero la buena fortuna ayudó a inclinar la balanza. Perú demostró ser digno de eso.

Y en gran parte se debe al entrenador argentino Ricardo Gareca.

Perú y el romance con Gareca

Más que nada, Gareca ha traído la calma a un entorno problemático. Identificó a un prometedor grupo de jugadores jóvenes y se mantuvo firme. Pese a que los resultados fueron decepcionantes. Parecía suficiente para tener fe en que con el tiempo y la templanza las cosas mejorarían.

Y ha sido recompensado, no solo por la clasificación para la Copa Mundial, sino también por la manera en que sus jugadores acariciaron la pelota en los recientes amistosos. El ex jugador Teófilo Cubillas dijo que le recordaba al Barcelona. Puede haber ido demasiado lejos, pero al menos ejemplifica el nuevo estado de ánimo que rodea al equipo y sus posibilidades.

Gareca ahora tiene otra pieza vital de trabajo psicológico por delante. Salir de las presiones adicionales de estar en el centro de atención mundial. Este es un riesgo que Perú enfrenta claramente. Regresar a la Copa del Mundo por primera vez en 36 años es un gran logro, tal vez demasiado importante, demasiado para sobrellevar. Y la forma en que se sortearon los partidos deja poco tiempo para afirmarse.

El segundo juego del Perú es contra Francia, donde cualquier punto ganado sería una ventaja.  Después de esperar tanto tiempo para regresar a la Copa del Mundo, Perú tendrá que salir rápidamente a competir con sus mejores armas. Acaso sin tiempo para disfrutar o distraerse.

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.