Perú, Human Rights Watch critica liberación de Fujimori

Perú, Human Rights Watch critica liberación de Fujimori. Human Rights Watch criticó en Perú liberación del ex presidente Alberto Fujimori, presidente condenado por violaciones de derechos humanos.

Perú Human Rights Fujimori

La liberación de Fujimori fue discutida varias veces, provocando protestas de las familias de las víctimas de su régimen. La Corte Constitucional peruana restableció la semana pasada un indulto humanitario otorgado en 2017 por el expresidente Pedro Pablo Kuczynski debido a los graves problemas de salud de Fujimori.

En 2018, el indulto fue revocado por irregularidades; sin embargo, en marzo de 2022, la Corte Constitucional anuló la sentencia y ordenó la libertad de Fujimori.

En aquel entonces la Corte Interamericana de Derechos Humanos acusó a los jueces peruanos de no haber seguido los estándares internacionales y pidió al país «abstenerse de aplicar la sentencia de la Corte Constitucional».

Sin embargo, Perú reafirmó su decisión y liberó a Fujimori la semana pasada.

Los hijos del expresidente, Keiko Fujimori y Kenji Fujimori, ambos políticos, agradecieron al expresidente Pedro Pablo Kuczynski el indulto a su padre, quien apareció en un vídeo junto a ellos y su abogado al salir de la cárcel de Barbadillo.

Organizaciones internacionales como las Naciones Unidas y Human Rights Watch declararon que su liberación era una violación del derecho internacional. La iniciativa de indulto humanitario surgió como una estrategia para ganar los votos de los partidarios de Fujimori en el Congreso y bloquear el proceso de impeachment ya pendiente contra el expresidente peruano Pedro Pablo Kuczynski en 2017, dijo el organismo de control de derechos humanos.

Alberto Fujimori fue condenado a 25 años de prisión en 2009 por su participación en dos masacres llevadas a cabo por el grupo paramilitar Colina en 1991 y 1992, así como por desapariciones forzadas y secuestros.

Masacres

En estas masacres fueron asesinados 15 habitantes de un barrio de la capital peruana porque fueron acusados de tener vínculos con el grupo guerrillero maoísta Sendero Luminoso, lo que nunca fue probado. También fueron asesinados nueve estudiantes y un profesor de la Universidad La Cantuta.

La directora para las Américas de Human Rights Watch, Juanita Goebertus, dijo que “la liberación de Fujimori es una bofetada a las víctimas de atrocidades” y que la Organización de Estados Americanos “debería examinar la liberación en el contexto de una erosión muy grave del Estado de derecho y la protección de los derechos humanos en el Perú”.

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *