Perú, historia de Segundo Villanueva conversor de incas a judíos

Perú, historia de Segundo Villanueva conversor de incas a judíos. Libro cuenta historia del católico del Perú Segundo Villanueva, cuya revelación y esfuerzos llevaron a judíos incas a la Tierra Prometida.

Perú Segundo Villanueva judíos

En 1948, en Perú, un mestizo de 21 años, Segundo Villanueva, abrió por primera vez el baúl de su padre asesinado. Un cofre transmitido de padres a hijos durante generaciones en su familia. Le había sorprendido encontrar allí una copia antigua de la Biblia. Le costó entender lo que ella estaba haciendo allí: él era de una familia católica y, por lo tanto, tenían prohibido tener una colección de las Sagradas Escrituras. Sólo los sacerdotes tenían derecho a leerlos y transmitir su mensaje al pueblo.

Este extraño descubrimiento cambiaría el curso de la vida de Villanueva, llevándolo desde Rodacocha, la pequeña aldea de los Andes donde nació en 1927, hasta el antiguo cementerio judío en el Monte de los Olivos en Jerusalén, donde sería enterrado en 2008 como Zorobabel Tzidkiya.

Porque Villanueva se había atrevido a abrir esta Biblia y leerla, y después de un caótico viaje en el que trató de mezclarse con varias identidades cristianas y sincréticas menos conocidas, finalmente se había convertido en un judío practicante.

Villanueva había guiado a muchos otros en su viaje decidido, un viaje para comprender mejor la palabra de Dios tal como estaba escrita en el Antiguo Testamento. Su búsqueda genuina e incesante de la verdad finalmente resultó en la conversión de cientos de familias peruanas al judaísmo y su partida a Israel. Una aliyá que tuvo lugar en tres pequeñas oleadas entre la década de 1990 y 2006.

Graciela Mochkofsky

Mochkofsky se esforzó en recopilar todos los hechos ocurridos en la vida de Villanueva, en la vida de su familia y en la existencia de sus devotos en una obra titulada El profeta de los Andes: un viaje improbable a la tierra prometida, que fue publicada el 2 de agosto

Judía por parte de su padre, Mochkofsky, de 53 años, es la nueva decana de la Escuela de Graduados de Periodismo Craig Newmark en la Universidad de la Ciudad de Nueva York. Al reconstruir la historia del «profeta», utilizó todas sus dotes de periodista: la autora se dio cuenta de que si bien las líneas principales de la supuesta historia de Villanueva eran ciertas, no obstante debía plantearse el desafío constante de detectar lo verdadero de lo falso.

La aventura había comenzado cuando Mochkofsky se topó con la historia de Villanueva y sus seguidores, quienes más tarde se referirían a sí mismos como la comunidad Bnei Moshe. La historia fue contada en un ensayo escrito por el rabino de Chabad-Lubavitch, It Myron Zuber, titulado Converting Inca Indians in Peru, que leyó en septiembre de 2003.

Trujillo

Según Zuber, “todo empezó en 1996, en el pueblo peruano de Trujillo, con un señor de nombre Villanueva, que era un buen católico que iba a la iglesia con frecuencia… Después de un tiempo, Villanueva llegó a la conclusión de que la Iglesia Católica no podía para satisfacer su búsqueda espiritual y decidió abrazar el judaísmo”.

“Y no le tomó mucho tiempo reunir a 500 personas que también querían convertirse al judaísmo. Villanueva cambió su nombre a Tzidkiyahu y es venerado como profeta y líder de hombres en Israel”, continúa Zuber.

Mochkofsky descubriría más tarde que esto no era realmente lo que había sucedido, ni en Perú ni en Israel.

Pero el ensayo de Zuber, a pesar de su naturaleza problemática, intrigó tanto a Mochkofsky que decidió profundizar en la historia. Después de varios viajes e informes a Perú e Israel para reunirse con miembros de la comunidad Bnei Moshe allí, había escrito un libro en español titulado La Revelación.

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.