Perú habilitó los cementerios para despedir a los muertos por coronavirus

Crisis sanitaria

El desértico y pedregoso cementerio de Chocas, en el extremo norte de la capital peruana, comenzó a recibir visitas de personas que perdieron a familiares por el coronavirus.

Tras decretarse la emergencia sanitaria por la pandemia de Covid-19 en marzo, las visitas a los cementerios fueron prohibidas en Perú.

Con 33 millones de habitantes, el país es tercero en América Latina en casos de coronavirus (800.142) detrás de Brasil y Colombia. También es tercero en decesos (32.142) después del gigante sudamericano y México.

Pero ahora que los casos de coronavirus están en descenso paulatino, las restricciones fueron levantadas.

Ubicado en el distrito de Carabayllo -signado por la pobreza-, el cementerio de Chocas es el único utilizado para víctimas del coronavirus en la zona, según una ordenanza municipal.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí