Perú, enfrentamientos entre militantes y policía en Lima

Perú, enfrentamientos entre militantes y policía en Lima. En Lima gran parte de los manifestantes protestaron con tranquilidad pero militantes radicalizados provocaron choques con la policía de Perú.

Perú militantes policía Lima

La jornada de protesta en Lima, la capital del Perú, este jueves produjo violentos enfrentamientos en el centro de la ciudad entre militantes radicalizados y la policía.

Los manifestantes arrojaron piedras, adoquines o botellas a los policías, o los enfrentaron directamente armados con palos.

En varios lugares, las fuerzas del orden tuvieron que retirarse bajo presión antes de recuperar su posición. En particular en el centro de la ciudad, en la zona de las avenidas Abancay y Pierola, señalaron periodistas de la AFP.

Las fuerzas de seguridad hicieron un uso extensivo de gases lacrimógenos.

Un periodista de la AFP vio al menos a dos personas heridas y la policía realizó varias detenciones.

Un edificio en el centro de la ciudad cerca de la Plaza San Martín, epicentro de las manifestaciones en Lima, se incendió sin causas, por ahora desconocidas.

«La lucha del pueblo peruano no terminará mañana, la lucha seguirá si Dina Boluarte no escucha al pueblo y actúa con prepotencia», lanzó el secretario general de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP). Y de paso llamó a una huelga.

Boluarte

El gobierno declaró el domingo estado de emergencia por 30 días en Lima, Cuzco, Callao y Puno, lo que permite la intervención del ejército para mantener el orden y suspende la libertad de reunión y circulación. Pero, según el dirigente sindical, los organizadores de la manifestación en Lima no solicitaron autorización.

Los disturbios en Perú estallaron luego de la destitución y arresto el 7 de diciembre del presidente de izquierda Pedro Castillo, acusado de haber intentado un golpe de Estado para disolver el parlamento que se preparaba para sacarlo del poder.

La crisis es también un reflejo de la enorme brecha entre la capital y las provincias pobres que apoyaron al presidente Castillo, de origen amerindio, y vieron en su elección una venganza por el desprecio de Lima.

El presidente Boluarte había llamado a la calma el lunes: «Sabemos que quieren tomar Lima en vista de todo lo que sale en las redes. Que tomen Lima, sí, pero en paz y con tranquilidad», dijo.

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *