Perú, ¿el modelo económico para Argentina?

Perú, ¿el modelo económico para Argentina? Revista The Economist publicó en febrero de 2024 un interesante artículo sobre el Perú como modelo económico que Argentina podría seguir.

The Economist Perú Argentina economía

Perú modelo económico Argentina

La revista The Economist publicó el 22 de febrero de 2024 un interesante artículo sobre el Perú como modelo económico , que Argentina podría seguir. Este artículo sorprendió a muchos peruanos.

¿Cómo, con una clase política tan patética como la que tenemos, podemos ser un modelo? (a diferencia de la élite francesa, la élite peruana no se toma a sí misma en serio).

Bueno, The Economist tiene toda la razón, el Perú es un país bien administrado a nivel macroeconómico, gracias a un equipo basado en el Banco Central del Perú y el Ministerio de Hacienda y que ha logrado mantener una política macroeconómica creíble que J. Milei debe seguir.

El punto fuerte de Perú es su Constitución (heredada de Fujimori) y la independencia de su Banco Central liderado por Julio Verlade, un notable gobernador desde 2006 (vio la inflación antes que Jérôme Powell y Christine Lagarde, fue considerado el mejor banquero central por la Tiempos financieros ).

Julio Velarde sucedió a grandes banqueros íntegros y competentes como Manuel Moreyra (1978-80) y su equipo económico encabezado por Raúl Salazar, Silva Ruete, Ministro de Finanzas durante el gobierno de Morales Bermúdez y Richard Webb, gobernador (1980-85).

La Constitución del Perú protege la propiedad privada y la independencia de su Banco Central frente al poder político. Por eso Castillo y su banda de comunistas tienen un solo objetivo: cambiar la Constitución para aplicar el modelo venezolano.

Economía ajuste

La política de ajuste no es suficiente. Para que un país alcance su potencial, también debe implementar políticas estructurales que aborden sus limitaciones básicas. La restricción básica (la restricción vinculante) del Perú es la corrupción. Si el Perú tuviera una clase política honesta, hoy tendría un nivel de vida cercano al de Taiwán y Corea del Sur, dada la calidad de sus empresarios y de la mayoría de sus funcionarios.

Cualquiera que sea el estilo que se piense del estilo de Milei (half loco ), parece practicar la única política económica válida para un país en la desesperada situación de Argentina. Esta es la política económica seguida por el Perú bajo Fujimori. Practica una política de shock. Aborda el problema de Argentina: la hiperinflación (inflación del 254% de enero de 2023 a enero de 2024, 3,2% en Perú, de diciembre a diciembre) atacando su causa, financiando déficits presupuestarios mediante la creación monetaria (es inflacionaria incluso en Europa y Estados Unidos). ).

La paradoja es que el déficit presupuestario de Argentina es inferior al de Francia, y especialmente al de Estados Unidos (déficit promedio de Argentina de 2015 a 2023: 5,5% del PIB. Perú sigue una política ortodoxa: déficit promedio del 3% en el mismo período). Los países emergentes son frágiles, debido a la falta de mercados de capital profundos, ahorros suficientes y la desconfianza de los mercados hacia ellos (justificada por sus políticas populistas), no pueden endeudarse más allá de cierto nivel.

Además, toman préstamos en dólares y cualquier depreciación de su tipo de cambio se refleja inmediatamente en el saldo y servicio de su deuda expresada en moneda nacional. Un país como Argentina, considerado un moroso en serie, ya no puede endeudarse en los mercados internacionales. Aunque Francia, Estados Unidos y Japón tienen ratios de deuda pública exorbitantes, aparentemente aún no han alcanzado el punto de inflexión.

Con un ratio de deuda pública del 90% del PIB, a finales de 2023 (el ratio de deuda pública de Perú, a finales de 2023: 34% del PIB), Argentina ya no puede pagar su deuda.

La política económica a seguir es conocida, es una política de choque que se aplica a los países que han desafiado las leyes del mercado durante demasiado tiempo.

Perú Argentina déficit

¿Por qué eliminar el déficit presupuestario inmediatamente y no en cinco años, como hacen los países desarrollados? En Francia, un déficit presupuestario del 3% se considera un presupuesto equilibrado. Dado que el único recurso del gobierno en un país que ya no tiene capacidad para endeudarse consistirá en financiar el déficit mediante la creación monetaria, la monetización de los déficits es inherentemente inflacionaria.

La financiación del déficit presupuestario será cero en 2024, lo que significa que el déficit pasará del 4% del PIB a cero en un año. No debemos olvidar que, cualquiera que sea el estilo de Milei, él no es la causa de la desastrosa situación que heredó del anterior gobierno peronista que dejó como legado una situación catastrófica.

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *