Perú, descubren 73 momias antiguas con «falsas cabezas»

Perú, descubren 73 momias antiguas con «falsas cabezas». Cerca de Lima en Perú descubren 73 momias del Imperio Wari envueltas en cuerdas y telas con máscaras de “cabezas falsas” en madera y cerámica.

Perú momias «falsas cabezas»

Un sitio arqueológico cerca de Lima en Perú, ha revelado 73 momias del Imperio Wari, antes de que los incas tomaran el control. Las momias datan de hace 1.000 años y estaban envueltas en cuerdas y telas de colores. También se encontraron máscaras denominadas “cabezas falsas”, fabricadas tanto en madera como en cerámica.

Los fardos funerarios ubicados al pie del Templo Pintado cerca de Lima, Perú, sorprendieron recientemente a los arqueólogos. Setenta y tres momias en un solo lugar, todas datando alrededor del 800 al 1100 d.C. en un estado de conservación “espectacular”, eran la joya de la corona de un sitio que también reveló máscaras de “cabezas falsas” talladas y pistas sobre el Imperio Wari antes de la llegada de los incas.

El hallazgo se atribuye a un equipo de la Pontificia Universidad Católica del Perú, dirigido por el profesor Krzysztof Makowski, y está documentado en el blog Archeowiesci de la Facultad de Arqueología de la Universidad de Varsovia.

Lo que hizo que el hallazgo fuera particularmente único fue que provenía de una compleja serie de cementerios (descubiertos anteriormente a finales del siglo XIX) que no estaban bien conservados y habían sido fuertemente saqueados por ladrones de tumbas.

Descubrir 73 entierros intactos debajo del muro inca fue ciertamente inesperado, al igual que el hecho de que estuvieran tan bien conservados, con atributos distintivos que han dado a los investigadores más en qué profundizar.

Momificados

Cada uno de los bultos momificados venía envuelto en tela y cuerda, algunas de las cuales eran bastante coloridas. El equipo también encontró “cabezas falsas”, máscaras hechas de madera tallada y cerámica destinadas a dar al difunto una presencia realista cuando se trasladaba al “mundo de los antepasados”.

«La condición era que los familiares cumplieran con su deber y prepararan al fallecido para seguir viviendo», dijo Makowski en la publicación del blog. «Este deber de garantizar la continuidad vida tras vida de los antepasados inmediatos se tomó muy en serio».

El equipo también descubrió dos bastones de madera tallada decorados con imágenes de dos dignatarios, que llevaban tocados que recordaban al cercano reino de Tiwanaku. Los bastones se encontraron en una capa cubierta con fragmentos de conchas de ostras espinosas que probablemente habían sido importadas de lo que hoy es Ecuador. Según el blog, las tallas de madera de los bastones representan a dos deidades de pie sobre un pedestal alto.

Iconografía

Tanto la iconografía como las conchas muestran la conexión de los Wari con áreas al norte y al sur de su asentamiento. El equipo cree que al estudiar el sitio, pueden desafiar las creencias previas de que el sitio de Pachacámac era únicamente una ciudad sagrada y demostrar que tenía un carácter único durante el Imperio Wari.

El equipo cree que sus hallazgos indican que entre 800 y 1100 d.C., Pachacámac era un asentamiento más modesto con una plataforma ceremonial. Esto contrasta marcadamente con el lugar altamente religioso en el que se cree que se convirtió el sitio bajo el dominio inca.

El equipo dice en el blog que el nuevo hallazgo es una “verdadera mina de oro de información sobre la posición social de hombres, mujeres y niños”, y que el análisis continuo de los restos descubrirá más pistas sobre la historia Wari.

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *