Perú, con Chile en Combinado del Pacífico en gira por Europa

Perú, con Chile en Combinado del Pacífico en gira por Europa. En 1933 un equipo de fútbol sudamericano con jugadores de Perú y Chile, el Combinado del Pacífico, visitó Dublín en gira por Europa.

Perú Chile fútbol gira Europa Irlanda 1933

Perú Chile Combinado Pacífico Europa

El equipo Combinado del Pacífico integrado por jugadores de Perú y Chile visitó Dublín en 1933 en su primera parada en gira por Europa, una idea de Juan (Jack) Gubbins.

En 1933, un equipo de fútbol sudamericano visitó Dublín en la primera parada de su gira europea. Que una gira de Sudamérica visitara estas costas era en sí una novedad, pero para hacer las cosas más inusuales estaba el hecho de que el llamado Combinado del Pacífico representaba conjuntamente a Perú y Chile, países vecinos. naciones cuya enemistad de larga data había dado lugar, unos 50 años antes, a la Guerra del Pacífico.

Al dar la bienvenida a la selección conjunta Perú-Chile en Leinster House el 29 de septiembre de 1933, el presidente del Consejo Ejecutivo, Éamon de Valera, expresó la esperanza de que la visita del equipo a Dublín ayudaría a cimentar las relaciones amistosas entre las dos naciones rivales sudamericanas y la Estado libre irlandés. Luego, Eamon Donnelly TD les dio a los futbolistas visitantes un recorrido por Leinster House antes de ser homenajeados en una recepción civil en Mansion House.

De Valera tuvo mucho de qué hablar con el director del equipo de habla inglesa, Juan (Jack) Gubbins. Los antepasados ​​cromwellianos de los Gubbins se establecieron por primera vez en Bruree y eran bien conocidos en los círculos de carreras de Limerick como criadores y propietarios en la década de 1930.

De hecho, el padre de Jack Gubbins había emigrado de su Limerick natal a Lima, donde se involucró en el comercio del caucho y se casó con un miembro de la oligarquía peruana. Hasta el día de hoy, la familia sigue siendo muy conocida en el sector minero peruano.

Fútbol Perú Chile

Mientras Jack Gubbins fue nombrado director del equipo, su hermano Reynaldo, también conocido como Reginald, asumió las funciones de organizador de la gira. A los Gubbins no les faltaba confianza en sí mismos. El ambicioso político Reginald, que tenía la vista puesta en convertirse en presidente del Perú, se jactaba de ser descendiente de uno de los dragones de Cromwell en ciertos periódicos internacionales.

Es de suponer que los hermanos mantuvieron esto en silencio mientras charlaban con una variedad de Fianna Fáilers mientras tomaban té y galletas durante la recepción cívica en Dublín.

La gira sudamericana había tenido un buen comienzo, con un par de victorias en Panamá y Curazao. Pero el primer revés llegó poco después de embarcarse rumbo a Europa, cuando uno de los integrantes del plantel, Luis de Souza, comenzó a presentar síntomas de apendicitis. De Souza fue un jugador estrella, el primer peruano en marcar en un Mundial, contra Rumania en el partido inaugural del torneo inaugural de Perú en Uruguay en 1930.

De Souza estuvo en agonía durante 11 días durante la travesía del océano y era incierto si sobreviviría. Sin embargo, a su llegada a Liverpool, ingresó en el hospital y le practicaron una apendicectomía. De Souza se recuperó, aunque no volvió a participar en la gira, y vivió hasta los 99 años, falleciendo en 2008. Mientras tanto, el resto del equipo viajó a Dublín para su primer partido en suelo europeo.

Combinado Pacífico

El 1 de octubre de 1933, más de 30.000 espectadores llenaron el parque Dalymount para ver a los bohemios enfrentarse a los sudamericanos. Aunque lamentó que el Bohemians no haya aprovechado una serie de oportunidades de oro, el informe del partido en The Irish Times elogió al equipo de Dublín y criticó los pases y la velocidad de juego de los sudamericanos, un poco injusto, tal vez, dado que el peruano y los jugadores chilenos habían llegado a Europa sólo unos días antes, después de haber pasado la mayor parte del mes anterior encerrados en un transatlántico.

El partido finalizó 1-1 y fue el primero de un agotador itinerario en el que la selección Perú-Chile disputó 37 partidos en el espacio de cinco meses. Al día siguiente del partido en Dublín, los sudamericanos visitaron Belfast para enfrentarse al Glentoran, que también acabó 1-1. Siguieron partidos contra Celtic, Newcastle, West Ham y Bayern Munich.

En España, la determinación de los Gubbins de ganar el mayor dinero posible con sus pupilos les llevó a dividir la plantilla y programar dos partidos en dos ciudades diferentes el mismo día. ¿Sus oponentes? FC Barcelona y un XI del Madrid. Como era de esperar, ambos equipos sufrieron duras derrotas, perdiendo 4-1 ante el Barcelona y 10-1 ante la selección madrileña. Comprensiblemente, el equipo estaba agotado cuando regresaron a Sudamérica en la primavera de 1934.

Los Gubbins probablemente vieron la gira europea con sentimientos encontrados. Si bien habían elevado el perfil del fútbol peruano y chileno, Reginald Gubbins no logró aprovechar la publicidad y cumplir su sueño de convertirse en presidente peruano.

Sin embargo, la alegría fue mayor para los bohemios al final de la temporada 1933-34, cuando consiguieron su cuarto título de liga.

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *