Pedro Castillo, el presidente de Perú cada vez más solo

Pedro Castillo, el presidente de Perú cada vez más solo. El presidente del Perú, Pedro Castillo, al dejar su partido político marxista que lo llevó a la presidencia, ha quedado más solo que nunca.

Pedro Castillo presidente Perú

Pedro Castillo se registró como miembro de Perú Libre el 30 de septiembre de 2020, siete meses antes de las elecciones presidenciales de 2021.

“Hoy he presentado mi renuncia irrevocable a Perú Libre. La decisión se debe a mi responsabilidad como presidente de 33 millones de peruanos. Soy respetuoso del partido y sus bases construidas en campaña”, escribió Castillo el 30 de junio en su Twitter , donde también publicó la carta íntegra de su renuncia enviada al Jurado Nacional de Elecciones.

El 28 de junio, el Comité Ejecutivo Nacional de Perú Libre emitió un comunicado solicitando la renuncia del Sr. Castillo, argumentando, entre otras cosas, que “las políticas emprendidas por su gobierno no son consistentes con lo prometido en la campaña electoral”.

Afirmaron que Castillo ha implementado un “programa neoliberal más laxo” y anunciaron que Perú Libre “seguirá luchando por la conquista de sus legítimas aspiraciones”.

Los dirigentes de Perú Libre culparon a Castillo de haber promovido la “fractura interna de su bancada”, que pasó de tener 37 miembros en julio de 2021 a solo 16 en julio de 2022.

En mayo de este año, 10 congresistas de Perú Libre renunciaron al partido . Todos los miembros salientes pertenecen a un grupo de profesores que fueron invitados por el Sr. Pedro Castillo a unirse a Perú Libre en las elecciones presidenciales de 2021.

Vladimir Cerrón

Con la salida de este grupo, el secretario general de Perú Libre, Vladimir Cerrón, perdió influencia en el Congreso, ya que los congresistas disidentes formaron dos partidos políticos diferentes.

Perder el apoyo de Perú Libre en el Congreso no sería el único problema que enfrenta el señor Castillo, ya que en mayo de 2022 la Fiscalía General del Perú abrió una investigación en su contra por los presuntos delitos de organización criminal, tráfico de influencias y colusión.

Según la tesis de la fiscalía, el señor Castillo encabeza una organización criminal que se benefició de una supuesta corrupción relacionada con la adjudicación de contratos de obras públicas a empresas constructoras peruanas y chinas para la construcción del puente Tarata en el centro-norte de Perú.

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.