Patrimonio precolombino en el Perú, otra víctima del Covid. El país es el más afectado en América del Sur después de Brasil, pero los saqueadores de patrimonio han aprovechado las cuarentenas que dejaron a los sitios arqueológicos sin vigilancia.

Patrimonio Perú Covid

Una de las zonas arqueológicas más afectadas es la de Huaycan en Pariachi, a menos de una hora en auto de Lima.

Las 60 hectáreas de ruinas precolombinas, extendidas al pie de una colina, están dominadas por lo que alguna vez fue un palacio majestuoso.

Restaurado hace solo cincuenta años, este lugar es uno de los más importantes de la cultura precolombina y aún conserva muchos tesoros.

Pero como muchos sitios peruanos, Huaycan de Pariachi está parcialmente protegido por un muro, lo que lo hace vulnerable a la intrusión y el saqueo.

Guido Lombardi ve la devastación cometida durante la cuarentena. Hicieron agujeros aquí y allá y lo que no tiene valor, como huesos, fueron arrojados. No vemos telas, metales, cerámicas o calaveras porque fueron robados. Los saqueadores luego los venden en Internet, se lamenta.

En Perú, muchas personas viven del saqueo, arriesgando de tres a ocho años de prisión. El fenómeno parece haberse intensificado desde el comienzo de la epidemia de Covid-19. “Con el encierro se suspendieron las excavaciones y tuvimos que detener nuestras visitas de control a los sitios. Algunos lo aprovecharon”, explica Leslie Urteaga, Viceministra del Patrimonio Cultural.

Desde mediados de marzo, su ministerio ha recibido 80 alertas de robos y saqueos.

No es todo. Hay invasiones, algunas personas están construyendo casas en el área arqueológica. También hay personas que tiran su basura allí. Una situación que las autoridades deploran al tiempo que alegan la dificultad de la tarea.

Hay más de 27 mil sitios en Perú y no hay suficientes herramientras para organizar una vigilia en cada uno, explica Leslie Urteaga. Entonces, la idea es educar a las personas y mostrarles que esto puede convertirse en una herramienta de desarrollo para la economía local.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí