Norwegian se focaliza en LATAM para revertir crisis

Norwegian se focaliza en LATAM para revertir crisis

LowCost

Norwegian acaba de anunciar un recorte de 37 en los vuelos semanales que llevaba a cabo entre Europa y Estados Unidos. Así, el invierno próximo, en lugar de los 150 vuelos semanales, sólo habrá 113. Algunos de estos vuelos, según la compañía, puede que se repongan en el futuro, mientras que otros quedan cancelados definitivamente.

Por ejemplo, el vuelo entre Orlando (en Florida) y Estocolmo, no retornará. En cambio, el Las Vegas-Londres Gatwick podría retornar, pero este invierno no operará. En Los Ángeles, desaparecen tres rutas invernales mientras que en Nueva York se cancelan dos rutas. La explicación de Norwegian es que está ahora orientada a ganar dinero y no a ganar mercado.

En cambio, sobreviven muchos otros vuelos. Concretamente, se mantienen los de París a Boston; de Londres a Chicago y Denver; de Copenhague a Fort Lauderdale, Nueva York y Los Ángeles; de Oslo a Orlando y Los Ángeles; de Roma a Los Ángeles y de Estocolmo a Nueva York. Las rutas que hoy operan a Oakland, procedentes de Barcelona y París, pasarán a San Francisco. Y se mantienen los servicios más recientes, de Madrid y Roma a Boston; de Barcelona a Chicago; de Atenas a Nueva York; de Londres a Miami y San Francisco y de Dublín a Hamilton, en Canadá.

Matthew Wood, el responsable de las líneas de largo recorrido, dijo que “después de una estudio detallado de nuestras rutas de largo radio, y dado que algunos mercados americanos son muy estacionales, es natural que nos centremos en los destinos más rentables, como Asia, intentando crecer en Sudamérica” (Norwegian: Kjos dimite tras un semestre de grandes pérdidas).

Norwegian ha registrado unas pérdidas en el primer semestre de 145 millones de euros y su CEO, Bjorn Kjos, ha dimitido tras 17 años  al frente de la compañía. El director financiero y viceconsejero delegado, Geir Karlsen, ocupará su cargo.

Las pérdidas en este primer semestre del año son un auténtico varapalo para la compañía noruega después de aplicar un duro ajuste para controlar el gasto. Incluso la situación era mejor el año pasado, cuando en el primer semestre ganó 26,3 millones. Esta situación se produce pese a registrar un buen segundo trimestre a pesar de los problemas con los 737 Max, pero que no han compensado los resultados económicos de los primeros tres meses del año.

Norwegian, en medio de una crisis de resultados y en incesante caída bursátil, comenzó a operar el vuelo que une Brasil con Inglaterra, abriendo, así, la segunda ruta internacional en la región, que ya cuenta con la que une Buenos Aires – Londres. La conexión Londres – Río de Janeiro tendrá una frecuencia de cuatro vuelos semanales

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.