Nochebuena en Perú, alucinante paso del cometa Leonard

Nochebuena en Perú, alucinante paso del cometa Leonard. El 24 de diciembre, a las 19.40 horas, Perú preparaba la bienvenida a la Navidad, mientras notaron algo extraordinario en el cielo: el cometa Leonard.

Cometa Leonard Perú

El cuerpo celeste se ha observado en diferentes partes del Perú durante los últimos días. Sin embargo, la última foto tomada en Cachicadán (La Libertad), en Nochebuena es quizás la más detallada y fascinante hasta ahora del cometa Leonard.

La imagen se obtuvo gracias a la experiencia y capacidad de procesamiento de Romel Villanueva Luján, del Observatorio y Planetario Mochi de Trujillo, y Luis Calle Rosasco, de la base astronómica de Santa Eulalia (una base).

La aparición del cometa Leonard durante esa fecha “plantea una especie de ‘versión moderna’ de la Estrella de Belén”, informó BASE.

Telescopio

En esta imagen, obtenida por el telescopio y ocho minutos de exposición, se aprecia la cabeza del objeto, también llamado coma, cuyo color verde se debe a la descomposición del bicarbonato provocada por la luz solar.

También puede ver la amplia cola de polvo y gas que se expulsa en la dirección opuesta al sol.

Según cálculos astronómicos, este visitante cósmico será visible desde la Tierra hasta el 3 de enero de 2022, cuando se acerque al rey estelar y comiences su regreso a la nube de Oort, una región que rodea el sistema solar y está llena de cuerpos helados.

Su viaje desde allí tomó alrededor de 40 mil años.

El cometa Leonard se puede distinguir con binoculares o incluso a simple vista en la parte suroeste del cielo despejado Una hora después de la puesta del sol. Es necesario estar en un lugar alejado de la ciudad para que las luces no obstruyan la vista.

A primera vista, este cuerpo celeste puede verse como una estrella difusa, pero el uso de binoculares permite distinguir su coma de su cola.

Ver el cometa Leonard es una oportunidad única en la vida, ya que no regresará al sistema solar interior hasta dentro de 80.000 años.

Si no puede obtenerlo, puede esperar a que el próximo cometa pase lo suficientemente brillante y cerca de la Tierra, lo que ocurre cada cinco años.

Puede esperar menos, ya que solo el año pasado “visitamos” el cometa Neuss, que parecía mucho más grande y brillante que el de Leonard.

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *