Nissan 2024, modelos Qashqai y Juke fabricados en Reino Unido

Nissan 2024, modelos Qashqai y Juke fabricados en Reino Unido. Fabricación de Nissan 2024 en Gran Bretaña tendrá inversión de £2 mil millones para versiones del Qashqai como modelo Juke.

Nissan 2024 Qashqai Juke

El fabricante de automóviles japonés Nissan se comprometió a una inversión de £2 mil millones en 2024 en su planta de Sunderland y reveló que las versiones de próxima generación tanto del Nissan Qashqai como del Nissan Juke se construirán allí.

El anuncio asegura el futuro inmediato de la planta en un contexto de incertidumbre post-Brexit. Carlos Ghosn, exjefe de Nissan, dijo que la producción en la planta podría verse amenazada por la decisión de abandonar la Unión Europea y que la inversión continua dependía del resultado de las negociaciones entre el Reino Unido y la UE.

La bienvenida decisión también significa que las futuras generaciones del nuevo automóvil favorito del Reino Unido, que será totalmente eléctrico, ahora se fabricarán en Gran Bretaña.

El Qashqai fue el coche más vendido del país el año pasado, con más de 42.000 matriculados en el Reino Unido. Fue la primera vez que el Qashqai encabezó la lista de los más vendidos, aunque a menudo ha aparecido entre los diez primeros y ha sido a menudo el vehículo deportivo utilitario (SUV) más popular, lo que lo convierte en uno de nuestros coches familiares favoritos.

En ese sentido, el Qashqai ahora ocupa el mismo lugar en el mercado que alguna vez ocuparon los favoritos de la familia, como el Ford Escort y el Vauxhall Cavalier. Y a medida que el modelo pase a la energía eléctrica, no hay razón para pensar que eso vaya a cambiar. ¿Cuál es entonces el secreto de su éxito?

Historia

La respuesta es, sencillamente, que es el producto adecuado al precio adecuado en el momento adecuado. Para entender el atractivo del Qashqai, primero debemos remontarnos a 1998, y a un modelo diferente de otro fabricante: el Toyota RAV4.

El RAV4 de primera generación era un equipo particularmente inteligente. Lo que Toyota entendió fue que a la gente le gustaba la idea de un todoterreno alto, robusto, parecido a un Land Rover, porque estar en lo alto les daba una mejor vista de la carretera, lo que los hacía sentir más seguros.

También facilitó la entrada y salida de personas con dolor en las articulaciones y la espalda, y a los padres instalar asientos para niños en la parte trasera y sujetar a los niños en ellos, porque los asientos traseros eran más altos y las aberturas de las puertas más altas, lo que significaba agacharse menos doloroso.

Pero Toyota también se dio cuenta de que la gente se sentía desanimada por la torpe dinámica de conducción de estos coches en ese momento, sin mencionar su peso excesivo y la sed de sus motores. Entonces surgió el RAV4, un todoterreno diseñado para usarse principalmente en la carretera, con mejor manejo, una marcha más suave, menos peso y motores más pequeños y frugales. El concepto pasó a ser conocido como vehículo utilitario deportivo o SUV.

En 2002, el principal competidor de Toyota, Nissan, había sacado su propio rival del RAV4 –el X-Trail– que estaba haciendo buenos negocios en todo el mundo. Pero ahora estaba buscando un reemplazo para su Almera hatchback, de lenta venta, un rival del Ford Focus y el Volkswagen Golf que era uniformemente olvidable.

Nissan decidió que para conquistar el lucrativo segmento C, como se conoce a este rincón del mercado, necesitaba invertir tiempo y dinero en el sucesor del Almera. Con ese fin, 25 de los ingenieros europeos de Nissan se trasladaron a Japón, donde, en el centro técnico de la compañía en Atsugi, cerca de Yokohama, trabajaron con ingenieros japoneses en un proyecto de un año de duración para desarrollar un automóvil específicamente adaptado a los gustos europeos.

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *