Navidad saludable, consejos para evitar excesos

Navidad saludable, consejos para evitar excesos. Nos emocionamos por compartir Navidad en familia, pero aparecen miedos ante descontrol alimentario que suelen ocasionar, sin reparar en lo saludable. Guía.

Navidad saludable

Marcela Cerdá, Responsable del Departamento de Nutrición de la cadena New Garden, explica: “La variedad y cantidad de alimentos presentes en la mesa de las Fiestas nos invita a querer probarlos todos y aquí es cuando comienza el problema. ¿Cómo regular la ingesta para evitar llegar al extremo de sentir que explotamos, y la culpa que viene con ello? Hay estrategias fáciles de aplicar para lograr una relación más saludable en torno a la comida, en este momento de celebración tan esperado durante todo el año”.

Celebrar sin culpas

Teniendo en cuenta estos consejos, podrás disfrutar de una comida junto a tus seres queridos sin sufrir grandes privaciones ni caer en excesos:

Respetá las cuatro comidas. Es muy importante ya que, saltearnos alguna ingesta va a favorecer el hambre voraz que se siente cuando se pasan muchas horas sin comer y el descontrol que esa sensación trae.

¡La organización es clave! Darle prioridad y organizar los horarios para que ese día no sea diferente al resto.

Sumá una entrada saludable. Existen variedades más beneficiosas de nuestras preparaciones tradicionales que igualmente cautivarán a los comensales. Te dejamos algunas ideas: se puede realizar una variante de picada saludable con bastones de zanahoria, apio, papa y/o batata al horno o pencas de acelga que se pueden acompañar con queso blanco descremado saborizado con alguna especie o con cebolla de verdeo.

Otras opciones para la entrada son: preparar pinchos Caprese; canapés con queso untable y cherrys o tomates rellenos con choclo, palmitos y el vegetal que más te guste, que aportará fibra y sensación de saciedad.

Condimentá con inteligencia. Dentro del mundo de los aderezos la mayonesa suele ser muy utilizada, tanto para la clásica ensalada rusa, como para huevos rellenos y hasta piononos. Una buena estrategia para hacer estas preparaciones más saludables es mezclar o reemplazar la mayonesa por queso untable descremado, o “mayonesa” a base de vegetales, como remolacha o zanahoria. Los hongos y las especias también son otra forma de brindar sabor sin aportar un exceso calórico.

Si vas a cocinar con carne, elegí un corte magro. Aunque esta tendencia va cambiando con los años, todavía se suele elegir a la carne como plato principal y te preguntarás si existe una versión más saludable que otras. ¡La respuesta es sí! La recomendación es elegir aquellos cortes magros donde pueda retirarse la grasa visible, como lomo, cuadril, nalga, bola de lomo.

Mesa navideña

Optá por un postre fresco. ¡Una ensalada de fruta es una excelente opción, aprovechando las variedades de estación que resulten más económicas! Incluso podemos optar por variedades deshidratadas que brindan un mayor aporte de fibra y por lo tanto saciedad.

Regulá la mesa dulce. Llega el momento cúlmine de la celebración y servirse con moderación puede resultar difícil cuando hay tanta variedad de alimentos atractivos y que nos gustan. Una forma para moderar su consumo puede ser elegir un plato tamaño postre y servirse porciones pequeñas para darnos el gusto de probar todo, sin la necesidad de comer de más. A su vez, recordemos la importancia de comer despacio, masticando lentamente para poder disfrutar cada bocado y darle tiempo a nuestro cuerpo de brindar la señal de saciedad.

Cuidá el consumo de alcohol. Por supuesto no nos vamos a privar de esa copita con la que todos brindamos. Sin embargo, tengamos presente que al ser una época de calor el cuerpo tiende a deshidratarse y el alcohol lo favorece. Es por esto que te recomendamos bebidas hidratantes ya sea agua, como también limonadas, jugos de frutas, y bebidas preparadas con especias e infusiones. Hibiscus, manzanilla, jengibre, cardamomo e incluso hinojo son algunas opciones que podemos utilizar para preparar nuestra bebida hidratante.

Pan Dulce, receta

Es un producto infaltable en la mesa navideña! Por eso te brindamos una receta para agasajar a tu familia y seres queridos preparando un pan dulce hecho por vos donde como ingrediente principal va el cariño y amor hacia ellos.

Ingredientes:
Para el fermento:
2 cdas. de harina integral
1 cda. de azúcar mascabo
50 ml de leche de almendras tibia
30 g de levadura fresca

Para el pan dulce saludable:
500 g de harina integral
2 huevos
150 cc. de leche de almendras
1 cdita. de sal
75 g de azúcar mascabo
75 ml de aceite de coco
1 cdita. de extracto de vainilla
½ cdita. de agua de azahar o esencia de pan dulce.
1cdita. de miel
1 cda. sopera de ralladura de limón y naranja.

Para el relleno (opcional y a gusto):
100 g de Pasas (opcional, remojadas en coñac)
200 g de mix de frutos secos
100 g de fruta abrillantada (opcional, sino se la puede reemplazar por frutas desecadas)

Para el glaseado (opcional):
100g Azúcar impalpable
Agua
Limón

Preparación

En primer lugar, vamos a colocar en un bol los ingredientes para el fermento. Luego de mezclarlos, vamos a tapar con un repasador y dejamos que leude la preparación unos 5 minutos.

Por otro lado, colocaremos en un primer bowl la harina integral con la sal alrededor de la misma. En el centro dejaremos un “hueco” donde vamos a colocar el azúcar mascabo, la ralladura de limón y naranja, los huevos, el aceite de coco, el fermento, el extracto de vainilla y la miel. Mezclamos con la mano, siempre yendo del centro hacia afuera hasta unir todos los ingredientes.

De a poco, le iremos agregando la bebida de almendras hasta formar una masa suave, tierna y muy poco pegajosa, la cual dejaremos reposar hasta que duplique su tamaño.

Una vez producido el levado, aplastaremos cada bollo y lo estiraremos en la mesada, de forma cuadrada. Colocaremos en el centro el relleno, haremos un rollo y amasaremos un rato más, hasta que quede todo bien integrado en la masa. Repartir la preparación en los moldes, tapar con un repasador y dejar levar por 1 hora, hasta que asomen la cabeza por encima del molde.
Esta receta va a rendir para un pan dulce de 1kg y medio, dividiremos los bollos de acuerdo a la cantidad que queramos. Por último, lo taparemos con film y lo dejaremos reposar una media hora.

Para terminar, hornear el pan dulce a una temperatura de 180° C por treinta minutos o 1 hora, dependiendo si se preparó una unidad de 500g o 1k. Retirar y dejar entibiar.

Para hacer el glaseado: mezclar 100g de azúcar impalpable con un poquito de agua y dos o tres gotas de limón. Batir hasta lograr la consistencia deseada y bañar los panes.

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.