Narco general de Evo Morales, la caída de un poderoso en desgracia

Narco general de Evo Morales, la caída de un militar en desgracia. Todo empezó con una operación de gran envergadura entre las fuerzas militares de Chile y Estados Unidos. El objetivo era descubrir una banda que pretendía trasladar desde Bolivia a Estados Unidos una tonelada y media de cocaína. Estaba al mando René Sanabria, hombre fuerte en La Paz. Y de doble rol: controlador y contrabandista.

Narco en desgracia

René Sanabria Oropeza no era un funcionario común en la administración de Evo Morales. Era el jefe del Centro de Inteligencia y Generación de Información (Cigein) del Ministerio de Gobierno. Un hombre poderoso en muchos ámbitos del país.

Sanabria vivió en primera línea la tormenta política desatada cuando en 2008 el presidente Evo Morales decidió expulsar a los agentes de la DEA del territorio nacional. Los acusaba de integrar un complot para derribar a su Gobierno.

Lo cierto es que fue el jefe de la Policía antidrogas de Panamá, en persona, quien lo apresó. Acudió al aeropuerto de Panamá para cumplir una misión especial. La detención de un general de la Policía Boliviana que, según informes de Inteligencia de la DEA, llegaba a ese país con 60 kilos de cocaína. Lo hacía en compañía del jefe de una organización de narcotráfico, Juan Foronda Azero.

Así cayó un narco poderoso, con influencias y temido en sus momentos de gloria.

Ejército de Brasil toma el control de seguridad en una violenta Río de Janeiro

 

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.