Mythic Cellars celebra el Día Internacional del Cabernet Sauvignon. Con carácter, elegancia y estructura, la cepa brilla también en la Argentina, brindando ejemplares de alto vuelo como Mythic Vineyard Cabernet Sauvignon 2018.

Mythic Vineyard Cabernet Sauvignon 2018

MYTHIC Cellars se abraza a la libertad de encontrar los mejores terroirs de la Argentina para cosechar las uvas que darán lugar a grandes vinos, allí donde la naturaleza las provea.

Con este objetivo, el equipo de MYTHIC busca permanentemente las mejores uvas del país, buceando en diversas áreas de Mendoza, el norte de Argentina y hasta lo más austral de la Patagonia, en una aventura guiada por la libertad de crear un nuevo paradigma en vinos sin que importen las fronteras ni las distancias.

Celebrando al rey de las cepas tintas

El 31 de agosto se celebró mundialmente al Cabernet Sauvignon y MYTHIC Cellars se suma a los festejos presentando uno de sus ejemplares más encumbrados, el Mythic Vineyard Cabernet Sauvignon de la cosecha 2018.

Es una etiqueta ideal para quienes buscan el equilibrio entre la mejor expresión varietal, la elegancia y la estructura que aporta este reconocido varietal, en un vino que tuvo un paso por barricas de roble durante 12 meses y cuyas uvas provienen de las regiones de Agrelo y Perdriel, Luján de Cuyo, en Mendoza.

“Nuestro Mythic Vineyard Cabernet Sauvignon, lo obtenemos de tres zonas, pero principalmente de nuestro viñedo en Agrelo Bajo, la parte más fría, para ayudar con la tipicidad del varietal y la frescura de esta línea” Explica Leandro Azin, enólogo de la Bodega.

Por otra parte explica Verónica Ortego, enóloga de la bodega. “La idea de este vino es que tenga un perfil varietal bien marcado, mucha fruta, muchas especias y que esté también presente el eucalipto. En boca presenta una estructura muy presente y con una acidez natural”.

Cepa global

Al Cabernet Sauvignon se lo reconoce como “el rey de las cepas tintas”. Variedad emblemática de Burdeos, allí se la utiliza principalmente para crear vinos de corte en combinación con Cabernet Franc y Merlot, gracias a su aporte de elegancia, complejidad y gran potencial de guarda.

Desde su cuna francesa se expandió a todo el planeta, gracias a su gran capacidad de adaptación, tanto a climas diversos como a suelos, de allí que se la cosecha en los principales países productores de vino de todo el mundo.

Y como dato curioso, su origen ampelográfico proviene de un cruzamiento natural entre una variedad tinta, la Cabernet Franc, y una blanca, la Sauvignon Blanc.

Cabernet Sauvignon 2018 para celebrar

Se trata de un vino compuesto al 100% por uvas de Cabernet Sauvignon, provenientes de Agrelo y Perdriel, Luján de Cuyo. Es un vino elegante y complejo, de color rojo granate intenso. En nariz se perciben aromas a frutas negras, especias y eucaliptus, dando lugar a un vino que se reconoce complejo, de buen cuerpo y estructura, con taninos bien integrados, redondos, de excelente longitud e intensidad, al pasar por la boca.

Su crianza en barricas de roble durante 12 meses le aportan sabores especiados y notas de tabaco y vainilla, lo que lo vuelven ideal para acompañar carnes asadas y platos con sabores intensos como guisos.

“Es un vino elaborado con uvas Cabernet Sauvignon 100% provenientes de Luján de Cuyo. Se realiza una cosecha manual y una selección de racimos, luego se hace una maceración en frío de 5 a 6 días. Realizamos luego el proceso de fermentación alcohólica, siguiendo con una fermentación maloláctica. El vino posee un paso por barricas de roble durante 12 meses”, detalla la enóloga.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí