Minería ilegal en Perú, crece por aumento del precio del oro. El auge de los precios del oro durante la pandemia Covid-19 ha mantenido a las refinerías suizas en el negocio, pero también ha impulsado la minería ilegal en el Perú.

Oro minería ilegal Perú

El aumento de la demanda del metal refugio ha llevado a que los precios del oro fluctúen en las últimas semanas alrededor de sus niveles más altos desde 2011. Mark Haefele, director de inversiones del banco suizo UBS, escribió recientemente que el metal tiene aún más espacio para recuperarse si las tensiones geopolíticas subir.

Entre marzo y junio, Suiza, donde se refina alrededor del 60% de la oferta mundial, envió volúmenes récord de oro a Estados Unidos para satisfacer la demanda de los inversores.

Sin embargo, con las autoridades de muchos países productores de oro que aplican estrictamente las medidas de bloqueo para limitar la propagación del coronavirus, el sector de la minería ilegal de oro ha estado floreciendo.

Con algunas minas industriales fuera de servicio, los mineros ilegales están compensando el déficit de oro.

Minería subterránea en Perú

En la selva peruana, apenas un año después que el gobierno envió a la policía y al ejército a ocupar las tierras devastadas por los mineros como parte de una ofensiva contra la minería ilegal, la situación es preocupante.

“Las organizaciones criminales no están bajando su presencia”, dijo a swissinfo.ch Lucía Dammert, profesora peruana especializada en seguridad pública de la Universidad de Santiago de Chile.

“Hay una presencia cada vez mayor del trabajo infantil y la trata de personas, específicamente de mujeres para la prostitución”, agregó Dammert.

Y dijo que debido a las medidas de cierre, la crisis económica ha agravado aún más la situación. En abril, la economía del país se contrajo un 40% en comparación con el mismo mes de 2019. Un 72% de la población ya depende de la economía sumergida para ganarse la vida y las restricciones del coronavirus han llevado a más personas a buscar actividades ilegales.

Perú es el séptimo productor mundial de oro, del cual se estima que el 20% se extrae ilegalmente. En los últimos 30 años, unos 960 kilómetros cuadrados de selva tropical han desaparecido debido a que la gente de las partes pobres del país se ha visto atraída hacia áreas donde se encuentra el metal por la perspectiva de hacerse rico. Las mujeres a menudo quedan atrapadas en un círculo vicioso de prostitución, deudas y esclavitud.

Policía ambiental

El general Raúl del Castillo, jefe de la policía ambiental del país, dijo a swissinfo.ch que desde el inicio de la pandemia, la lucha contra la extracción ilegal de oro no ha sido fácil. Los recursos públicos se han desviado hacia la lucha contra Covid-19. La policía nacional se ha visto muy afectada por el virus, con unos 24.000 casos confirmados y aproximadamente 400 muertes dentro de la agencia estatal. Desde mediados de julio, Madre de Dios, que ha sido un punto focal para la minería ilegal de oro, ha registrado la tasa más alta de infección en el país.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí