México, más de 500 deportados diarios en Sonora

México, más de 500 deportados diarios en Sonora. En Sonora, estado de México, refugios reciben alrededor de 500 deportados diarios desde Arizona sobrecargando las instalaciones.

México refugios para deportados

México deportados Sonora

Algunos refugios para deportados en la frontera de México con Estados Unidos están atendiendo a muchos más migrantes ahora. Se explica porque la administración Biden dejó de considerar la mayoría de las solicitudes de asilo.

El impacto parece desigual más de una semana después de que entró en vigor la suspensión temporal. Los refugios al sur de Texas y California tienen mucho espacio, mientras que hasta 500 deportaciones desde Arizona cada día están sobrecargando los refugios en el estado mexicano de Sonora, dicen sus directores.

«Tenemos que rechazar a la gente porque no podemos, no tenemos espacio para todas las personas que necesitan refugio», dijo Joanna Williams, directora ejecutiva de Kino Border Initiative, que puede acoger a 100 personas a la vez. tiempo.

Alrededor de 120 están en el refugio San Juan Bosco en Nogales, al otro lado de la frontera con la ciudad de Arizona del mismo nombre, frente a unos 40 antes del cambio de política, según su director, Juan Francisco Loureiro.

«Hemos tenido un aumento bastante notable», dijo Loureiro el jueves. La mayoría son mexicanos, tanto familias como adultos. México también acordó aceptar deportados de Cuba, Haití, Nicaragua y Venezuela.

Un refugio en Agua Prieta, un pueblo remoto en la frontera con Douglas, Arizona, también comenzó a recibir más hombres, mujeres y niños mexicanos el fin de semana pasado: 40 el domingo, más de 50 el lunes y luego unos 30 por día. Al igual que los enviados a Nogales, la mayoría había ingresado a Estados Unidos más al oeste, a lo largo de la frontera entre los estados de Arizona y California, según Perla del Ángel, trabajadora del Centro de Atención a Migrantes Exodus.

Mexicanos deportaciones

Los mexicanos representan un porcentaje relativamente grande de los arrestos fronterizos en gran parte de Arizona en comparación con otras regiones, lo que puede ayudar a explicar por qué Nogales se ve afectado. Los mexicanos son generalmente la nacionalidad más fácil de deportar porque los funcionarios sólo tienen que llevarlos en auto hasta un cruce fronterizo en lugar de organizar un vuelo.

En Tijuana, los directores de cuatro grandes albergues dijeron esta semana que no han recibido ni un solo migrante deportado desde que entró en vigor la prohibición de asilo. Al Otro Lado, un grupo de defensa de los inmigrantes, consultó sólo a siete inmigrantes durante el primer día completo que operaba un puesto de información en el cruce principal donde los inmigrantes son deportados desde San Diego.

“Lo que hay ahora es mucha incertidumbre”, dijo Paulina Olvera, presidenta de Espacio Migrante, que alberga hasta 40 personas que viajan en familias, predominantemente de México, y tiene a otras durmiendo en la acera afuera. “Hasta ahora, lo que hemos visto son los rumores y el impacto en la salud mental de las personas. Aún no hemos visto retornos”.

México frontera

Funcionarios de la administración Biden dijeron la semana pasada que miles de personas han sido deportadas desde que entró en vigor la nueva norma el 5 de julio, suspendiendo el asilo cada vez que los arrestos por cruces ilegales alcanzan un límite de 2.500 en un solo día. Los funcionarios, que informaron a los periodistas bajo condición de anonimato, no fueron más específicos. La suspensión permanecerá vigente hasta que los arrestos caigan por debajo del promedio diario de siete días de 1.500.

“Estamos listos para repatriar un número récord de personas en los próximos días”, dijo a los periodistas en español Blas Núñez-Neto, subsecretario de seguridad nacional para política fronteriza e inmigración, después de que se anunciara la política.

El Departamento de Seguridad Nacional no respondió de inmediato a una solicitud de cifras el viernes y tampoco lo hizo el Instituto Nacional de Migración en México.

Mientras tanto, las autoridades mexicanas han estado recogiendo a personas no autorizadas y trasladándolas bastante al sur de la zona fronteriza.

Las ciudades fronterizas mexicanas se han visto muy afectadas por cambios anteriores en la política estadounidense, incluido el plan «Permanecer en México» de la era Trump, según el cual unas 70.000 personas esperaban en México audiencias en el tribunal de inmigración de EE. UU. Los defensores de la inmigración lanzaron un desafío federal a la política de la administración Biden.

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *