Maqu, moda peruana sustentable ayuda en educación infantil

Maqu, moda peruana sustentable ayuda en educación infantil. La marca peruana de moda sustentable Maqu, establecida originalmente en Berlín, se basa en la naturaleza y trabaja bajo concepto de responsabilidad social.

Maqu moda peruana sustentable

La marca Maqu fue fundada en 2016 por la peruana Marisa Fuentes Prado. Propone un concepto totalmente sustentable a través del uso de materiales orgánicos de alta calidad como la alpaca y fibras certificadas y/o recicladas, procesos como el diseño 3D y tintura natural con ingredientes de origen peruano.

Además, a través de su comercio electrónico, realiza envíos sin plástico a través de GoGreen y tiene una tienda insignia en Berlín que trabaja exclusivamente con GreenPeace Energy.

El nombre de la firma proviene del apodo que tenía la fundadora cuando era niña. “Desde muy joven tuve la idea de crear un proyecto que me ayudara a combinar la moda con lo social. Con esta motivación siempre me he comprometido a difundir la importancia de cuidar y proteger nuestros ecosistemas y las personas que los habitan”, dice.

La marca ofrece un concepto clásico pero experimental, conectado con la naturaleza y en constante evolución.

Experiencia sensorial

La firma explica que sus prendas no se limitan a lo visual, sino a una experiencia sensorial a través de diferentes texturas. Dependiendo de la colección, el trabajo de sastrería se realiza con diferentes talleres familiares y/o pequeños (dependiendo de la técnica de sastrería a utilizar) ubicados principalmente en Lima.

Uno de los recursos característicos es el teñido natural con ingredientes peruanos como la remolacha, el maíz morado y el eucalipto.

Responsabilidad social

La marca trabaja bajo lineamientos de responsabilidad social, preservando las técnicas textiles tradicionales, el trabajo y el comercio justo.

“Prestamos mucha atención a que se cumplan nuestros estándares de calidad, y que las condiciones de trabajo y la compensación justa para un nivel de vida adecuado. Para ello, hemos tenido en cuenta la relación entre salario, jornada, presión de tiempo y satisfacción personal», dice Fuentes Prado.

El objetivo, según explican, tiene que ver con la generación de conciencia y el desarrollo de productos que ayuden a personas en situación de vulnerabilidad a través de la educación y el trabajo. Por eso hacen un aporte a la educación de los niños de los Andes peruanos, con un porcentaje de sus ventas.

Chompa arequipeña

“Todo comienza con nuestra chompa arequipeña, por la venta de cada una de ellas se dona el 5 por ciento del costo de la pieza, recaudando así un monto importante que donamos a los niños de una escuela en las afueras de la ciudad de Arequipa», dice Fuentes Prado y agrega: «Creo que la educación es lo más importante en el desarrollo de un ser humano y me gustaría crear más proyectos como este. Siento que es mi deber. Con el paso del tiempo, cada vez me siento mas comprometida».

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.