Macri busca mejor resultado para ser reelegido en Argentina. Este domingo los argentinos votan para elegir presidente para los próximos cuatro años. El oficialismo intentará forzar un balotaje.

Macri Argentina

El presidente Mauricio Macri ha tenido un mes bastante agitado, que este domingo corona una recuperación extraordinaria para enfrentar el populismo encabezado por Cristina Kirchner.

Macri es el primer presidente no peronista que culminará un mandato constitucional, lo que ya marca un hito en la historia institucional del país.

El oficialismo fue derrotado en unas elecciones primarias que muy pocos entienden, en tanto ninguno de los partidos dirimió candidaturas. Aquel traspié desencadenó una corrida del dólar en detrimento del peso, acabando con el incipiente proceso de recuperación económica que comenzaban a registrarse en cifras oficiales.

La opción entre la vuelta al pasado, con la fórmula encabezada por un insignificante candidato, como Alberto Fernández, carente de poder, y la centro derecha gobernante es el mayor atractivo de las elecciones de este domingo.

No es más que otra fotografía que se repite en la región, con populismos autodenominados de izquierda, que no supieron crecer con estrategia de largo plazo y prefirieron invertir las ganancias en lo inmediato.

Argentina no escapó de la trampa y finalmente, al asumir Macri, aquel país había perdido autonomía energética, aumento de la pobreza y déficit fiscal delirante.

Luego de un ajuste muy severo, que afectó mayormente a las capas medias del país, el presidente Macri pareció recibir una sanción de su propio electorado en las elecciones primarias.

Desde el oficialismo no han perdido la esperanza de llegar a una segunda vuelta, la cual podría aclarar aún más la opción de la oferta electoral. Más democracia o más populismo.

Que opinas sobre esta noticia?