Lula, nuevo presidente de Brasil con casi todo en contra

Lula, nuevo presidente de Brasil con casi todo en contra. Bolsonaro deja el Palacio de la Alborada en manos de su rival del PT: Lula se convierte en presidente de Brasil por escasa diferencia.

Lula nuevo presidente Brasil

Lula da Silva, de 77 años, cuyo encarcelamiento en 2018 por un escándalo de corrupción lo dejó fuera de las elecciones de ese año, es el nuevo presidente de Brasil. Derrotó a Jair Bolsonaro para convertirse en el próximo presidente del país, muy distinto en su composición a todo lo que ha gestionado anteriormente.

Con el 98,8 por ciento de los votos escrutados, da Silva tenía el 50,8 por ciento y Bolsonaro el 49,2 por ciento, y la autoridad electoral dijo que la victoria de da Silva era una certeza matemática.

Da Silva, expresidente del país entre 2003 y 2010, prometió restaurar el pasado más próspero del país, pero enfrenta vientos en contra en una sociedad polarizada.

Es un sorprendente regreso al poder para da Silva, de 77 años, cuyo encarcelamiento en 2018 por un escándalo de corrupción lo dejó fuera de las elecciones de ese año, allanando el camino para la victoria del entonces candidato Bolsonaro y cuatro años de política de extrema derecha.

El titular de extrema derecha Jair Bolsonaro había liderado durante la primera mitad del conteo. En la sede de da Silva en el centro de Sao Paulo, la gente se abstuvo de celebrar hasta que una respetada encuestadora, Datafolha, proyectó que había ganado; luego estallaron en vítores.

Disruptivos

Afuera de la casa de Bolsonaro en Río de Janeiro, la zona cero de su base de apoyo, una mujer en lo alto de un camión rezó por un altavoz y luego cantó emocionada, tratando de generar algo de energía. Pero los simpatizantes ataviados con el verde y amarillo de la bandera apenas respondieron. Muchos se animaron cuando sonó el himno nacional, cantando en voz alta con las manos sobre el corazón.

En la primera ronda de votaciones, el 2 de octubre, la primera mitad de los votos contados también mostró a Bolsonaro por delante, con da Silva a la cabeza más tarde después de que se contaran los votos de sus bastiones. Ambos hombres son figuras políticas conocidas y divisivas que despiertan tanto la pasión como el odio.

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.