Lucero Cumpa, la carta «democrática» de una ex guerrillera

Lucero Cumpa, la carta «democrática» de una ex guerrillera. Apareció en un boletín digital una carta atribuida a la dirigente del MRTA. En ella ofrece una versión democrática, en la que quiere dejar atrás los días más tormentosos.

Presentación de Lucero Cumpa en la Base Naval del Callao. Autor: Carlos Bendezú.

Lucero Cumpa

«Soy María Lucero Cumpa Miranda, estoy encarcelada hace más de veinte años. Como mujer peruana, nutrí mi espíritu y mi razón con la juventud de mi tiempo, en la ideología transformadora y revolucionaria de la sociedad, con una generación que ha asumido un papel militante en la política peruana, en la que los pueblos latinoamericanos han participado por el bien común.

«El pueblo peruano, al que pertenezco, está herido por la violencia política de los años 80 y 90. El perdón es un acto humano. Pertenecemos a una comunidad social y familiar. Ante un error, es digno y valiente pedir perdón, y más digno de otorgarlo.

«Perder es solo posible si hay un entendimiento y una capacidad de amar. Me disculpé con mis hijos, mi familia y la sociedad, y lo hice en mi juicio, en el que fui condenada a 30 años de prisión. Es necesario comprometernos a curar estas heridas y restaurar los vínculos familiares y sociales, restaurar los vínculos con la población mediante actos que demuestren nuestra voluntad de reparar el daño.

«En América Latina, muchos han tomado las armas en sus países, El Salvador, Nicaragua, Guatemala, Uruguay, Brasil, Colombia, Chile, Bolivia, deseando establecer un nuevo sistema de equidad social. Hoy, luego de una evaluación y análisis de la actividad política, participan en la vida democrática de sus respectivos países.

«Los paradigmas y los dogmas cambiantes nos muestran que la realidad está generando nuevas teorías. El ser humano es un ser perfectible, sus teorías también lo son, sus acciones son su reflejo.

«El Perú es diferente. El pueblo peruano se manifestó a través del voto electoral y en las calles por la defensa del estado de derecho y la democracia.

«El MRTA dio la bienvenida a los jóvenes en un momento en que el movimiento popular proclamaba la revolución social. Aquellos de nosotros que pertenecíamos al MRTA, asumimos en ese momento que la lucha armada era solo un instrumento político de las circunstancias de Perú, que habíamos propuesto en ese momento el diálogo nacional en varias ocasiones por la paz.

«Luego de varias décadas podemos decir que el MRTA cumplió y cerró su etapa histórica, la ideología de la acción libertaria de Tupac Amaru II, el proyecto socialista de José Carlos Mariátegui, las luchas del siglo XX y las demandas de los derechos de las mujeres y las minorías.

«Para mí, el camino de la insurrección armada emprendido en los años 80 se ha cerrado permanentemente, la tarea es integrarnos para contribuir a construir una democracia, equidad, integración de la diversidad cultural y nacionalidades, respeto Identidad de género, protección ambiental, para defender la dignidad frente a la corrupción política, económica y moral del sistema.

«Deseo contribuir, según mis posibilidades, a una alternativa al neoliberalismo, es decir, a alimentar la participación popular y la democracia con alternativas nuevas y viables en este siglo XXI, al involucrarnos en el debate de las ideas. Con convicción y búsqueda de consenso, en el que las mayorías y minorías son respetadas y tratadas con tolerancia.

«Los peruanos y los peruanos tienen el desafío de actuar positivamente ante un Perú democrático, libre, justo y soberano. Yo mismo, me comprometo y estoy lista para poner mi mejor voluntad y mi corazón».

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.