Lago Titicaca, mujeres de Perú y Bolivia limpian las «aguas sagradas»

Lago Titicaca, mujeres de Perú y Bolivia limpian las «aguas sagradas». Un grupo de mujeres indígenas de Bolivia y Perú, apoyadas por una ONG, realizan la limpieza de la basura arrastrada a lo largo de la costa del lago Titicaca, en un intento de mitigar los efectos nocivos de la contaminación en la fauna y flora nativas.

Lago Titicaca

Las mujeres, con sus largas trenzas negras, sus faldas tradicionales en forma de campana roja, gruesas chaquetas de lana y sombreros de fieltro, esperan ser un ejemplo para otros residentes locales y turistas. Todos dejan toneladas de basura junto al lago cada año.

Pero sus esfuerzos no pueden detener las aguas residuales de la región circundante. Contaminan el lago, del que dependen muchas personas locales para ganarse la vida.

A lo largo de 8.500 kilómetros cuadrados, el Titicaca se extiende a ambos lados de la frontera entre Bolivia y Perú. Es tan grande como la isla francesa de Córcega.

Y a una altitud de más de 3.800 metros, es el cuerpo de agua dulce más alto del mundo. Incluso navegable por grandes buques.

El pueblo Aymara local lo llama el «lago sagrado». La leyenda dice que de estas aguas surgió Manco Capac, hijo del Dios Sol. Y su esposa Mama Ocllo, quien luego fundó la antigua ciudad del Cusco, la capital del Impero Inca.

Lago sagrado

En la playa de Santiago de Huata, un pueblo en la costa boliviana, las mujeres usan guantes de látex para levantar trozos de basura. Uno por uno. Luego los colocan en enormes bolsas biodegradables.

Dichos días de limpieza se organizan una o dos veces al año, para crear conciencia sobre la devastadora contaminación.

En la estación seca, cuando el nivel del agua es bajo, la magnitud del desastre es más evidente.

«Encontramos plástico, papel, botellas y todo tipo de basura», incluso «pañales usados», dice Helena Condori, una comerciante en el pueblo peruano de Juliaca en la orilla opuesta del lago. «Me duele que estemos limpiando lo que otros tiran».

Pero está llena de entusiasmo a pesar de la inmensa tarea que tiene entre manos, porque «nos hace sentir que Perú y Bolivia están más unidos que nunca».

Las mujeres ya limpiaron la playa de Puerto Pérez, también en el lado boliviano. Pero los ambientalistas y los funcionarios locales señalan un problema mayor: las aguas residuales que ahora fluyen hacia el lago.

Lago de agua no potable

Hace menos de 30 años, las personas todavía podían beber el agua del lago, pero ya no es más posible. Es «un problema que está causando una contaminación grave», dice Fanny Zeballos, ingeniera ambiental de la organización no gubernamental Agua Sustentable.

La organización apoya la iniciativa de limpieza, aunque Zeballos reconoce que «no será suficiente».

La concejala boliviana Reina Silva, quien también participa en el día de la limpieza, dice que los efectos de la contaminación son muy fáciles de ver.

«Nuestros animales se alimentan de totora y mueren de diarrea. Nuestras vacas y ovejas beben agua y mueren. Así es como sabemos que está contaminado», dijo.

Agua Sustentable reúne al equipo de mujeres y proporciona el equipo para medir el nivel de contaminación en el lago. Esta vez, han recolectado alrededor de 100 kilogramos de basura.

Juan José Ocola, jefe de la Autoridad bilateral del Lago Titicaca, operado por los dos países, dice que la contaminación se concentra en algunos bancos pero no afecta a todo el lago.

La contaminación proviene principalmente de tres centros urbanos, hogar de unos 1,6 millones de personas: Puno y Juliaca en el lado peruano, y El Alto, al lado de la capital, La Paz, en Bolivia.

Ocola dijo que aunque las mujeres locales están haciendo esfuerzos «importantes», se necesitan dos cosas: la construcción de plantas de tratamiento de agua y nuevos vertederos de basura.

Perú ya anunció la construcción de 10 plantas de tratamiento de agua, a un costo de 400 millones de dólares, mientras que Bolivia destinó  80 millones para un proyecto similar en El Alto.

Emperadores incas son investigados rastreando su ADN

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.