Honduras enfrenta la inmigración en medio de la crisis social. El país enfrenta hoy la deportación de miles de inmigrantes desde México y Estados Unidos, en medio de la pobreza y la inseguridad social.

Honduras inmigración

Según cifras oficiales, más de 100 mil hondureños fueron deportados en 2019, en la mayoría de los casos desde América del Norte y otras partes del mundo, como Asia, Europa, América Central y América del Sur.

A pesar de los acuerdos de migración y asilo con Estados Unidos, México, Guatemala y El Salvador, muchos hondureños continúan buscando mejores condiciones de vida fuera del país.

Y hasta ahora, en 2020, el número de deportados ha aumentado a más de 400.

Según las críticas al presupuesto estatal 2020 del Partido Libertad y Refundación (LIBRE), el alcance de la crisis del país se muestra en todos los indicadores del modelo neoliberal y en el dolor de los migrantes.

En un documento, LIBRE explica cómo seis de cada diez hondureños están abiertamente desempleados o subempleados. Y cuatro de cada diez viven en la pobreza extrema.

El panorama social para el pueblo hondureño es insoportable e inhumano, luego de aumentos incontrolables en el precio de los alimentos y los altos costos de los servicios públicos, como es el caso de la electricidad, educación, salud y transporte.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe define a Honduras como la nación más pobre de todo el continente, una realidad de la que miles de migrantes intentan escapar cada año.

Muchos de los hondureños que viajan en la caravana son niños, algunos viajan con sus padres y otros sin ellos, según los documentos. Debido a que los niños tienen protecciones especiales en Estados Unidos, su llegada había promovido ansiedad dentro de la administración Trump, que se ha comprometido a disminuir la inmigración ilegal.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí