Harold Forsyth, la visión internacional del embajador del Perú en el Japón

Harold Forsyth, la visión internacional del embajador del Perú en el Japón. Los dos países comparten lazos humanos únicos por las comunidades de la diáspora. Unos 80 mil descendientes japoneses viven en Perú. Y unos 50 mil peruanos en Japón.

Harold Forsyth

Harold Forsyth discutió las relaciones bilaterales y algunos de los principales desafíos para Perú para impulsar aún más su economía y democracia.

Forsyth comenzó refiriéndose al fútbol. «Estuve en Tokio al principio de la Copa del Mundo. Y para los juegos finales de la Copa en Perú. Tengo un hijo que era jugador de fútbol en la selección nacional peruana. De hecho, jugó para Perú contra Japón en un partido amistoso. Ahora se postula para ser candidato a alcalde en un importante distrito de Lima.

Respecto a sus vínculos con Japón y a la presencia en el Perú de los descendientes japoneses, el embajador sostuvo: «Crecimos viéndolos todo el tiempo y sintiendo que eran parte de Perú, como cualquier otra persona. Yo mismo, por ejemplo, cuando era un joven estudiante, tenía muchos amigos de origen Nikkei y siguen siendo mis amigos».

Recordó los días en los cuales en diferentes rincones, en varias calles de Lima, había tiendas que estaban dirigidas por Nikkei. Destacó la figura de grandes primeros ministros, como Yasuhiro Nakasone. «En ese proceso Japón se involucró mucho más en asuntos internacionales y logró un milagro económico».

Japón en la lupa de los cambios del siglo XXI. «En el Perú consideramos que es necesario incluir asuntos como seguridad y defensa en nuestras relaciones bilaterales. Hemos tenido relaciones diplomáticas con Japón durante 145 años, pero nunca hablamos de eso bilateralmente. Ahora hemos comenzado a incluir eso en nuestras relaciones bilaterales».

Y mencionó que «acabamos de nombrar un comandante naval como agregado naval y agregado de defensa a la embajada peruana, porque tenemos que vernos en esa área en particular. Compartimos una presencia común en el Océano Pacífico. Tenemos mucho que decir al respecto, al ser nosotros mismos un miembro de la Alianza Trans-Pacífico y al mismo tiempo muy interesados ​​en la estrategia del Indo-Pacífico».

Perú y Japón

Para Harold Forsyth se necesitan personas capaces de hablar japonés, así como Japón necesita algunas personas en las fuerzas que puedan hablar español. «Hay un gran espacio para la acción en el futuro», destacó.

«Diría que es fácil dar un paso adicional e incluir nuevos asuntos en la relación bilateral. Está sucediendo en campos como la lucha contra el crimen internacional, la cooperación judicial y el desarrollo del deporte en el Perú. El mundo se ha globalizado mucho, entonces hay nuevas perspectivas».

– ¿Cuál ha sido su objetivo principal como embajador en Tokio?

– Promover y aumentar nuestro comercio bilateral. El volumen comercial es significativo, pero no muy alto. Me preocupa especialmente teniendo en cuenta que hemos tenido durante varios años un acuerdo de libre comercio. Al mismo tiempo, necesitamos aumentar la inversión japonesa en Perú. No ha desarrollado todo su potencial. El sistema legal en Perú es extremadamente amigable con la inversión extranjera. Nuestros países están siguiendo el mundo en ese aspecto particular. Hay una presencia importante de inversión japonesa, pero las opciones para un gran aumento aún están abiertas. Principalmente, hay dos grandes sectores en los que Japón podría tener una presencia muy significativa. El primero es el sector minero. Japón tiene mucha experiencia en esa área en particular. Otro sector muy sensible y extremadamente importante es la infraestructura.

 

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.