Habas Tonka, sabrosas aunque peligrosamente tóxicas

Habas Tonka, sabrosas aunque peligrosamente tóxicas. Atención porque su sabor delicioso también puede matarte. Esta haba se encuentra en Perú, en las zonas amazónicas. Los frijoles Tonka provienen de un árbol que se encuentra comúnmente en el Amazonas, bosques tropicales de Venezuela, Brasil, Colombia, Guyana Francesa, Guyana, Perú y Suriname.

Su color varía de marrón rojizo a negro. Miden de 2 a 5 centímetros de largo. Se usan tanto en la industria alimentaria como en perfumes, tabaco, café y bebidas alcohólicas. Los frijoles tonka también se han usado para dar sabor a la menta, lo que le da un aroma especial. Para los postres, los frijoles tonka adoptan la forma de polvo, que se agrega a los platos. Algunos pasteleros también usan granos integrales.

Habas Tonka prohibidas

En EE.UU. fue declarado ilegal. Utilizados frecuentemente en postres, los frijoles tonka ofrecen un sabor fuerte y delicioso. Es un sabor que combina con la canela, almendras, vainilla y clavo de olor. Incluso se han convertido en algunas de las especias más aromáticas utilizadas en tortas y jarabes grandes confiteros.

Pero cuanto más se sabe, más peligroso puede ser su uso comestible. «Con tal de no utilizarse en grandes cantidades, ya que puede causar la muerte, haba tonka es realmente delicioso», afirma Raquel Thomas, jefe de cocina en un restaurante de Nueva York.

Muy popular en la industria alimentaria en países como Francia y Alemania debido a los sabores fuertes, haba tonka están prohibidos en los Estados Unidos. Por qué. Debido al contenido de cumarina en grandes cantidades, puede ser extremadamente tóxico. Los frijoles Tonka pueden contener, en promedio, entre 1% a 3% de cumarina.

El comercio de granos de Tonka ha sido ilegal en los Estados Unidos desde 1954 debido a su contenido de cumarina. Esta sustancia tóxica se encuentra naturalmente en cientos de plantas como hierba, lavanda o cereza. Los estudios en animales han demostrado que estos frijoles pueden ser tóxicos, incluso en pequeñas cantidades, causando lesiones hepáticas graves en pocas semanas. Por ejemplo, en ovejas, 5 gramos son fatales.

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.