Guillermo Gonzáles Arica, el «gastrodiplomático» de Perú

Guillermo Gonzáles Arica, el «gastrodiplomático» de Perú. El país es cada vez más conocido por su excelente cocina. Centrándose en la comida como poder, el ex embajador peruano en Honduras, Guillermo Gonzales Arica, persiguió la diplomacia culinaria, o «gastrodiplomacia», en la nación centroamericana. Lo consiguió como paradigma.

Guillermo Gonzáles Arica

Gonzáles Arica logró mejorar drásticamente los lazos comerciales entre los dos países en desarrollo. En visita a Tokio conversó sobre la importancia de la gastrodiplomacia como modelo de cooperación económica.

¿Qué es la gastrodiplomacia? «Durante muchos pensé en cómo podemos usar la gastronomía como una herramienta para brindar cooperación con otros países», explica. El concepto es el siguiente: se puede promocionar un país y otros de manera comercial y cultural mediante la gastronomía.

El peruano se remonta a que fueron los franceses quienes inventaron el concepto. El diplomático y estadista francés Charles-Maurice de Talleyrand pronunció la siguiente frase: «Dame un chef y yo haré el resto».

En el siglo XX, estadounidenses, tailandeses, japoneses y españoles utilizaron la gastrodiplomacia como herramienta para mejorar sus relaciones comerciales y culturales.

Gonzáles Arica agrega que en América Central «agregamos un elemento a este concepto: la cooperación. Es una herramienta para intercambiar y compartir conocimiento».

Y agrega: «en dos economías emergentes los países pueden tener la oportunidad de compartir sus valores y prácticas».

Perú tiene enormes fortalezas en campos como minería, cultura, pesca y gastronomía poderosa. El país atraviesa un boom gastronómico.

Gonzáles Arica en Honduras

«Organizamos talleres para capacitar personas. Uno capacitó a personas relacionadas con la gastronomía peruana. Decidimos hacer eso en 17 de los 18 departamentos en alianza con los sectores público y privado», refirió.

No hay que obviar que los restaurantes peruanos representan el 4,5 por ciento del PIB del Perú. La gastronomía está relacionada no solo con los gustos de los alimentos, sino también con la cadena económica de valor.

El diplomático explicó que hace 20 años la estadía promedio en Lima para un turista era solo de una o dos noches. Llegaban y pasaban cuatro días en Cusco para ir a Machu Picchu. Luego regresaban y partían a sus destinos

Ahora, la estadía promedio en Lima es de cuatro a cinco días. «Esta es una enorme posibilidad de crear más trabajos. Ahora tenemos más de 5 mil estudiantes de gastronomía. Y tendremos 10 mil en el mediano plazo», graficó.

Cuando Gonzáles Arica llegó como embajador a Honduras el objetivo era mejorar las relaciones comerciales. «Solo teníamos 24 millones de dólares en relaciones comerciales entre los dos países. Cuando salí de Honduras, lo habíamos aumentado cuatro veces. Si aumenta el comercio eso crea puestos de trabajo», confiesa.

Finalmente se firmó un acuerdo de libre comercio con Honduras. «Estoy muy orgulloso de mi origen. Mis tres abuelos son de los Andes. A la hora de repetir el nuevo paradigma de diplomacia, ofrece algunos tips.

«Uno de los elementos más importantes es tener un chef profesional en las embajadas. Pueden brindar cooperación como una herramienta poderosa para compartir conocimiento. Tenemos un centro llamado Centro Global de Gastrodiplomacia en Lima y también en Honduras. Estamos promoviendo ahora una competencia de chefs de la embajada. Lo hicimos en Beijing el año pasado. Estamos trabajando ahora en una competencia de mujeres cocineras en Perú. Nosotros queremos trabajar aquí en Japón.

Guillermo Gonzáles Arica fue embajador de Perú en Honduras hasta 2016. Tiene maestrías en administración pública y relaciones internacionales de la Universidad de Syracuse en los Estados Unidos.

Chotto Matte Miami, fusión peruana y japonesa para sibaritas

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.