Guatemala dejará la Organización Internacional del Café. Guatemala está a punto de renunciar a la entidad del café diciendo que no está desempeñando su papel frente a la crisis mundial de precios que afecta a los países productores.

Guatemala café

Guatemala dejará la Organización Internacional del Café el 1 de octubre, al comienzo de la próxima campaña. El país (2.5% de la producción mundial) estima que el ICO, que reúne a 43 países exportadores y seis países importadores, incluidos todos los países miembros de la Unión Europea, no ha ayudado a establecerse precios internacionales del café.

Los precios que han caído fuertemente desde 2014 y que, cuando comenzaron a recuperarse un poco desde el año pasado, fueron abatidos por el Covid-19, con el cierre de cafeterías, restaurantes y cadenas de cata de vinos de la café, que afectó particularmente a la variedad Arábica, cuyo precio mundial apenas despega del dólar por libra.

“La mayoría de las veces, los precios ya no cubren los costos de producción”, dijo el gobierno guatemalteco.

La Asociación Guatemalteca del Café está dando en el clavo: dicen que la Organización Internacional del Café está “en el camino equivocado”, porque no protege lo suficiente los intereses de los productores.

La Organización Internacional del Café dijo que lamenta la partida de Guatemala. “Estamos muy tristes de escuchar esta noticia”, dijo el director ejecutivo de la OIC.

El brasileño José Sette “comprende la frustración de los campesinos de la región, que se enfrentan a un gran desafío en este momento”. Pero debe, dice, “admitir que no hay una solución simple”.

El actual acuerdo internacional sobre el café expira en febrero y se espera que integre aún más a los gobiernos con el sector privado, prometió José Sette, para mejorar las condiciones de vida de los productores.

En la industria, uno de los gigantes tostadores, Jacobs Douwe Egberts, dice que está trabajando con los gobiernos de Brasil, Honduras, Perú, Vietnam.

La Organización Internacional del Café reconoce que los países centroamericanos podrían ver a los pequeños productores abandonando el café y alimentando la emigración a los Estados Unidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí