Feminicidios en Perú: nueva marcha contra la violencia

Femicidios en Perú: nueva marcha contra la violencia. La tercera edición de la marcha tuvo lugar el sábado 17 de agosto, mientras que las cifras sobre este fenómeno nunca fueron tan importantes en Perú.

Femicidios en Perú

En junio de 2018, después del asesinato de Eyvi Ágreda, que fue quemada viva en Lima en abril en un autobús por un hombre que la acosó, el presidente peruano Martin Vizcarra declaró «de interés nacional y prioridad del Estado» la lucha contra la violencia contra la mujer.

Ese año, 149 mujeres resultaron asesinadas. En 2019 la cuenta asciende a 100 femicidios desde principios de año.

Sin embargo, nunca antes se había asesinado a tantas mujeres en Perú: según cifras del Ministerio de la Mujer, 100 femicidios ocurrieron durante los primeros siete meses de este año, un 22% más que en 2018 al mismo tiempo.

El objetivo de las autoridades de reducir esta cifra a menos de 100 en 2019 ha fallado. Queda mucho por hacer en el país donde se lanzaron las primeras políticas públicas para combatir la violencia de género hace diez años, en 2009.

«Mientras más mujeres ejercen su derecho a la autonomía y la libertad, más responde el patriarcado con violencia extrema», dice la abogada Lisbeth Guillén, representante de la ONG feminista Manuela Ramos.

Sin embargo, se ha avanzado en un Perú aún muy machista. El actual gobierno del presidente Vizcarra es paritario. Además, el Congreso aprobó este año una ley que requiere que los partidos formen listas con al menos 40% de mujeres en las próximas elecciones, antes de pasar al 45 y 50% en las próximas dos, y alternar hombre-mujer en las listas.

El gobierno también anunció el lanzamiento de un programa centrado en los niños cuyas madres han sido víctimas de feminicidios para garantizar su derecho a la educación.

Este año, vale la pena señalar otro resultado positivo. La abogada y activista feminista Arlette Contreras logró que su ex compañero Adriano Pozo fuera condenada por intento de feminicidio.

Cuando la Corte Superior de Justicia de Ayacucho condenó al autor en julio de 2016 a un año de pena suspendida, este castigo demasiado leve provocó en agosto la organización de la primera marcha «Ni una menos Perú».

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.